La UMA y Metro acuerdan continuar las obras del vial de conexión de Teatinos y la ampliación

El vial de acceso y el bulevar discurren paralelos a la plataforma del metro./
El vial de acceso y el bulevar discurren paralelos a la plataforma del metro.

La Universidad confía en poder abrir esta carretera antes de final de año, pendiente de que Alstom coloque unos semáforos en una rotonda

FRANCISCO GUTIÉRREZ

El desencuentro entre la Universidad de Málaga y la Agencia Pública de Obra Pública de la Junta, de la que depende el metro de Málaga, parece que se ha encauzado. La intervención del consejero de Fomento, Felipe López, ha permitido acercar posturas y que una carretera que lleva casi dos años terminada por fin pueda abrirse al tráfico y permita que el campus de Teatinos y la ampliación estén más cerca.

El problema entre la Universidad y metro de Málaga se ha localizado en las rotondas que tiene el bulevar y que afectan al trazado del metro. Pero estas rotondas ya estaban contempladas en el proyecto original, al que Metro no puso reparos en su momento.

La Agencia de Obra Pública de la Junta ha autorizado terminar una pequeña obra que queda pendiente en una de las rotondas, según fuentes de la UMA. Y se ha encargado a la empresa Alstom España, concesionaria de la señalización de Metro de Málaga, los semáforos que hay pendientes para regular la circulación a la altura de estas rotondas. Alstom presentó a la UMA un presupuesto de 235.000 euros para la instalación de estos semáforos. El equipo de gobierno negocia con la empresa para intentar rebajar esa factura, que consideran excesiva. La Universidad gastó 5,6 millones de euros en la construcción de parte del bulevar y el vial de acceso a la ampliación del campus.

El vial discurre paralelo al metro, en una zona desdoblada con dos carriles por cada sentido de circulación y en otras con un único carril por sentido. Este nuevo vial de conexión forma parte del futuro gran bulevar de la Universidad, con más de tres kilómetros de longitud y que irá de uno a otro extremo de Teatinos, es decir, desde Derecho y Ciencias de la Educación hasta el final de la ampliación.

Unas diez mil personas ya se trasladan diariamente a esta zona del campus, de los que casi 7.500 son alumnos (de la Escuela Politécnica, Industriales, Ciencias de la Salud y Estudios Sociales y del Trabajo). También está en la ampliación el centro de I+D de la UMA Ada Byron y el edificio que comparten UMA y PTA bautizado como Rayo Verde. Los usuarios de la EMT tienen que utilizar un autobús lanzadera para ir de uno a otro campus.

Arroyo de las Cañas

Por otra parte, la urbanización de la ampliación de Teatinos se topó con un problema, el arroyo de las Cañas. Desde hace ocho años la UMA no ha podido avanzar en las obras de urbanización de los terrenos de la ampliación del campus por este arroyo. Recientemente se ha podido sentar en la misma mesa a todos los agentes implicados (Delegación del Gobierno, Ayuntamiento, Medio Ambiente) para abordar el desbloqueo de esta situación. Se llegó al acuerdo de trazar una hoja de ruta para poder seguir con la urbanización y desde la UMA se confía en que para octubre o noviembre el problema administrativo y medioambiental esté solucionado, de manera que se pueda afrontar en breve la urbanización completa del nuevo campus.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos