Pozas y Vasileiadis, fuego amigo en Santiago

Pepe Pozas y Kostas Vasileiadis posan ayer en el pabellón de Fontes do Sar antes del entrenamiento en una imagen para SUR./Obradoiro
Pepe Pozas y Kostas Vasileiadis posan ayer en el pabellón de Fontes do Sar antes del entrenamiento en una imagen para SUR. / Obradoiro

El malagueño y griego analizan el choque del domingo en el que el Unicaja se jugará ser cabeza de serie en la Copa

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Primera hora de la mañana en Santiago de Compostela. La niebla inunda las calles mientras Pepe Pozas y Kostas Vasileiadis desayunan juntos antes de que comience el entrenamiento del Monbus Obradoiro. El malagueño y el exjugador cajista son el fuego amigo del rival ante el que el Unicaja se va a jugar el domingo (17.00 horas) ser cabeza de serie en la Copa del Rey. El base y el alero son dos puntales del vestuario del equipo gallego que aguarda amenazante a los de Casimiro. «Aquí los que vienen saben que van a sufrir», advierte Pozas de entrada, siempre al día de como va 'su Unicaja'.

El base malagueño es el capitán en un vestuario que siempre destaca por su buena química, algo reforzado por la llegada esta temporada de Vasileiadis. El griego es un ídolo en Santiago y el hecho de sentirse querido e importante fue clave para que descartase otras ofertas y regresase al equipo gallego. El resultado es que está haciendo la mejor campaña de su carrera con unos impresionantes quince puntos de media y exhibiciones en el tiro como los diez triples que le endosó al Zaragoza en la undécima jornada.

«Todos los equipos que vienen a Santiago saben que van a sufrir. Aquí nadie gana fácil» Pepe Pozas, Base

«Alberto se tiene que centrar en él mismo para afrontar un proceso largo y tiene que ser fuerte mentalmente» Pepe Pozas, Base

A Pozas no le pilla con el pie cambiado el buen momento de Vasileiadis, al que se encargó de telefonear en verano para convencerlo para que fichase por el Obradoiro. «Hace algún tiempo que me preguntaron si me sorprendía que Kostas metiese triples... Al que le llame la atención eso es que no tiene ni idea de baloncesto. Otra cosa sería que se pegase unos cuantos mates en cada partido (risas). Sus buenas actuaciones tienen mucho que ver en la confianza que el equipo tiene en él. Si confías en tu tirador y le das galones para que se la juegue, pues pasan estas cosas. Creo que la gente subestimó un poco lo que Vasileiadis podía hacer con 34 años, que tampoco son tantos», explica el malagueño en declaraciones a SUR.

El buen momento de Vasileiadis, que siempre juega bien contra el Unicaja, no es casual. Él mismo explica que pasó el verano casi sin descanso para llegar a tope a esta temporada, pero tener carta libre de su entrenador es clave. «Sólo descansé quince días para estar con la familia. Tengo la confianza de Moncho que me da la opción de salir y tirar. Tenemos sistemas para los tiradores y tratamos de aprovecharlos lo mejor posible», dice.

«Me gusta como juega el Unicaja, lo hace bien. Ojalá gane la Eurocup este año, me alegría mucho» Kostas Vasileiadis, Alero

«Cuando metes el primer o el segundo tiro, ya tienes la confianza al máximo y el partido va solo» Kostas Vasileiadis, Alero

Del Obradoiro fichó el Unicaja a su mejor triplista, Waczynski, que ha atravesado por una mala racha a la que puso fin el martes ante el Limoges, con 16 puntos en la primera parte, cuatro triples incluidos. El alero griego entiende perfectamente al polaco y explica la sensación que tienen los tiradores. «Es que cuando metes el primer o el segundo tiro ya tienes la confianza al máximo y estás pensando en que puedes tirar en cualquier momento o desde nueve metros y sabes que la vas a meter. Cuando hay confianza, el partido va solo. Cuando no metes debes seguir intentándolo y tener confianza en tu tiro. Si tienes un buen lanzamiento debes tirar, sin dudar», explica.

Un Unicaja peligroso

Pozas y Vasileiadis esperan a un Unicaja peligroso, distinto al de la temporada pasada y en el que el base echará de menos a su amigo Alberto Díaz, al que ha dado algunos consejos después de que cayese lesionado. «De ánimo está bien. Se tiene que centrar ahora un poco en él mismo para afrontar un proceso largo y tiene que estar fuerte mentalmente para no caer en pensamientos que pueden perjudicarle en la recuperación». Sin Díaz y sin Suárez, muy buen amigo a su vez de Vasileiadis, el Unicaja es menos sólido, pero los dos jugadores del cuadro gallego recelan del baloncesto de los de Casimiro. «Me gusta como juega el Unicaja. Juega bien, con jugadores con talento como Jaime. Carlos, que es muy amigo mío y ahora está lesionado, está haciendo un gran trabajo. Es un gran equipo y ojalá gane la Eurocup este año, me alegraría mucho», reconoce Vasileiadis sin dudar.

Y a pesar de las muestras de cariño y de las amistades, al Unicaja le aguarda una emboscada en el Fontes do Sar y Pozas se encarga de recordarlo. «Aquí nadie gana fácil. Todos los equipos que vienen aquí saben que van a sufrir, que les va a costar mucho ganar. Todos los partidos se han resuelto por menos de ocho o diez puntos. Sabemos que les va a costar y trataremos de usar ese factor que es el Sar para ganar.