Josh Adams, el hombre espectáculo del nuevo Unicaja

Adams, en su presentación en el Carpena /Ñito Salas
Adams, en su presentación en el Carpena / Ñito Salas

El norteamericano ha destacado en los primeros amistosos por su explosividad y su enorme capacidad de salto vertical, de más de un metro. Su reto será poner todo su potencial físico al servicio del equipo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

«Nunca he visto a un jugador saltar así, es impresionante». Así se expresaba un miembro del Unicaja minutos después de que se terminara el amistoso del conjunto malagueño ante el Real Madrid disputado en Nerja con motivo del Trofeo Costa del Sol. Más allá de las pocas conclusiones que se puedan sacar de los partidos de pretemporada, sí llamó el enorme despliegue físico que mostró Josh Adams, uno de los fichajes del Unicaja que debutó con la camiseta verde la pasada semana y seguramente uno de los grandes atractivos de esta temporada para el público malagueño.

Porque Adams, un base-escolta de 25 años, 1,88 de altura y 85 kilos, está llamado a ser el hombre espectáculo de este nuevo Unicaja, al menos por lo visto en los primeros amistosos. En los dos partidos disputados hasta ahora, el norteamericano dejó varias jugadas que levantaron al público: un mate en penetración por la izquierda a mano cambiada por encima de Ayón ante el Zenit, un tapón sobre el canterano del Real Madrid Juan Núñez en un contraataque tras recorrer la pista de canasta a canasta, un 'alley oop' a pase de Avramovic que terminó en mate e incluso un intento de mate a dos manos ante Tavares y sus impresionantes 2,20 de altura que no entró pero que acabó en falta.

Adams tiene la calidad técnica y el descaro para encarar el aro cada vez que tiene oportunidad, pero sobre todo cuenta con un arma muy importante en el baloncesto: su capacidad de salto. El menudo jugador nacido en Phoenix registra unos datos respecto a su potencia espectaculares. En los ejercicios a pies parados llega hasta los 80 centímetros y en carrera hasta los 102 centímetros, según las pruebas que le realizaron la pasada temporada en la Liga de Desarrollo de la NBA, que arrojaron datos muy similares a los que ha registrado el Unicaja en sus test de pretemporada.

Por poner en contexto estos datos, son similares a los que registran iconos de la NBA como Derrick Rose o Russell Westbrook, aunque evidentemente están en otra dimensión como jugadores. En Europa su físico se ha comparado con el de Mike James, fichado este verano por el CSKA. Adams fue de los jugadores con más salto de la pasada Liga de Desarrollo, aunque también destacó en otros parámetros físicos registrados a principio de temporada, como en los ejercicios de velocidad o de agilidad.

Adams siempre ha destacado por su explosividad desde su etapa en el instituto y en la universidad –es una leyenda tanto en Chaparral High School como los Wyoming Cowboys–, pero tiene más mérito aún su forma actual tras sufrir un grave accidente de coche en 2016 que le pudo dejar inválido. Se fracturó el esternón y dos vértebras en un accidente tráfico al quedarse dormido al volante una semana después de haber firmado su contrato con el Avtodor Saratov, su primer equipo en Europa. Aquel accidente le llevó a pasar por un largo proceso de recuperación para regresar al baloncesto profesional. Tuvo que empezar prácticamente de cero y readaptó su físico para ser el jugador que actualmente es.

Incógnita en el Unicaja

La gran incógnita de esta temporada será ver cómo Adams es capaz de poner sus cualidades técnicas y físicas al servicio del Unicaja. No ha tenido regularidad en ninguno de los tres clubes europeos en los que ha militado (Avtodor Saratov, Anadolu Efes y Beşiktas) y su llegada a la Liga Endesa –hay que recordar que solo tiene 25 años– puede servir para consolidarlo de manera definitiva en la elite europea.

Pese a sus momentos brillantes en los primeros partidos de pretemporada, Adams aún tiene que adaptarse al modelo de equipo que quiere Luis Casimiro. Aunque se le ha fichado como base, lo normal es que pase mucho tiempo en pista junto con otro compañero con más capacidad de dirección, ya sea Alberto Díaz o Jaime Fernández. También Avramovic ha mostrado en los primeros partidos buena visión de juego y capacidad de pase. Tiene un primer paso muy peligroso en el uno contra uno y en ataques en transición es muy efectivo. Otra cuestión es cómo se aplique en defensa o qué partido se le pueda sacar en ataques posicionales. Pero talento no le falta a Adams, que es uno de los hombres más interesantes que aterrizan esta temporada en la Liga Endesa y que garantiza que habrá espectáculo en el Palacio de los Deportes de Málaga.