El bonito gesto de Ángel Sánchez-Cañete

Alberto Díaz, Paco Aurioles, Sánchez-Cañete y Jaime Fernández agarran la medalla de oro lograda por el técnico en el Mundial de China./SUR
Alberto Díaz, Paco Aurioles, Sánchez-Cañete y Jaime Fernández agarran la medalla de oro lograda por el técnico en el Mundial de China. / SUR

El segundo de Scariolo en la selección comparte la medalla de oro ganada con España en el Mundial con los integrantes del Unicaja que participaron en la fase de clasificación

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Ha sido uno de los mensajes más repetidos por parte de los componentes de la selección española que ha logrado la medalla de oro en el Mundial de China. Este triunfo era también de todos los jugadores que participaron en la fase de clasificación, que duró dos años. El propio Sergio Scariolo adelantó que todos ellos tendrían una medalla como la conseguida por los internacionales.

Dicho y hecho. El malagueño Ángel Sánchez-Cañete lo ha cumplido. Ha sido el segundo de Scariolo en la cita mundialista y un hombre clave en el logro de la selección. Nada más llegar a Málaga, Cañete quiso compartir la presea con los otros tres miembros del Unicaja que ayudaron a España a llegar a China, como son Paco Aurioles, Alberto Díaz y Jaime Fernández.

Aurioles ejerció de segundo de Scariolo en la primera fase de la clasificación, precisamente porque Sánchez-Cañete no podía acudir a las convocatorias al estar disputando la Euroliga con el Unicaja. Además, el malagueño también estuvo en aquella concentración clave en Benahavís en las que se pusieron las bases del equipo que compitió en la fase de clasificación.

Por su parte, Alberto Díaz y Jaime Fernández participaron de forma activa en los encuentros clasificatorios. El malagueño menos, por estar jugando la Euroliga en la temporada 2017-2018 y la campaña pasada por culpa de las lesiones. Fernández jugó casi todos los encuentros de clasificación de las tres ventanas FIBA de la pasada temporada. Además, entró en la preselección de este verano y se quedó a las puertas del Mundial, al ser el último descarte. Ahora, con el gesto de Sánchez-Cañete, todos pueden decir que ha tocado el oro del Mundial.