El Baskonia, un muro de Euroliga para el Unicaja

El Baskonia, un muro de Euroliga para el Unicaja
ACBPHOTO

El equipo malagueño busca estrenar su casillero en la Liga Endesa ante un rival de entidad. Viaja a Vitoria sin Toupane y con el equipo aún en pleno rodaje, pero con mejores sensaciones tras el triunfo del miércoles

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Al Unicaja, pese a perder capacidad económica respecto a los grandes clubes de la competición y a llevar dos años consecutivos disputando la Eurocup, todavía se le sigue analizando en contextos de Euroliga. Será por su amplia trayectoria en la élite del baloncesto europeo o porque cada año llegan a Málaga jugadores procedentes de la máxima competición, pero la realidad es que aún cuesta ver al club malagueño más cerca del Tenerife, el Gran Canaria o el Andorra que del Baskonia o el Valencia. Seguramente hay matices y el Unicaja es, por presupuesto, historia y plantilla, ese eslabón intermedio entre la clase media de la Liga y los más poderosos. Por eso siempre es interesante ver al equipo de Los Guindos medirse a estos rivales, ahora un escalón por encima, pero con los que hace algunos años se batallaba por estar en las finales.

El Unicaja se mide esta tarde ante el Baskonia (18.30 horas, por #Vamos de Movistar+), el primer gran muro en esta temporada. Aún con el equipo en pleno rodaje y con la baja de Toupane –sigue con molestias en el adductor de la pierna derecha–, el equipo de Luis Casimiro se mide al primer rival de nivel Euroliga de la temporada para tratar de estrenar su casillero en la Liga Endesa tras las derrotas ante el Manresa y el Iberostar Tenerife. Las sensaciones del cuadro malagueño son mejores después de sumar un triunfo ante el Buducnost en la Eurocup, que tiene que servir para rebajar la tensión. En el Buesa Arena esta tarde el conjunto local será el gran favorito, pero si el Unicaja lograse dar la sorpresa sería una gran inyección de moral para el equipo, que necesita cuanto antes cogerle el ritmo a la competición.

El Baskonia es desde luego un muro de altura considerable, más aún ante su público. Desde hace años es el tercer equipo de la liga española en cuanto a potencial y presupuesto y de los pocos que puede cuestionar el dominio del Real Madrid y Barcelona, que esta temporada se antoja más pronunciado aún. Se mantiene gran parte del bloque de la temporada pasada, aunque algunas de sus primeras espadas saltaron a equipos de más nivel. Hilliard y Voigtmann se marcharon al CSKA, y Poirier dio el salto a la NBA con los Celtics.

Máxima exigencia

Aún así, los 16 millones de presupuesto dan para mucho y a Vitoria han llegado este verano Pierrià Henry, Nik Stauskas, Achille Polonaro, Michael Eric y Youssoupha Fall, que estaba cedido en el SIG Strasbourg. Por Henry se suspiró en Málaga, aunque el que fuera MVP de la Eurocup ya estaba en el radar de varios clubes de Euroliga. Stauskas aún no ha debutado por una lesión en la rodilla y Granger se perderá toda la temporada, algo que también ha trastocado al equipo que entrena Perasovic.

Pero el conjunto vitoriano pasó por encima del Estudiantes en la primera jornada, perdió en la pista del Barça tras una prórroga y venció de manera holgada en la cancha del Zalgiris en el estreno de la Euroliga. Puede pasarle factura al cuadro local el largo viaje de regreso de Kaunas, tras el partido del viernes.

El Unicaja tendrá que jugar al cien por cien para evitar la tercera derrota consecutiva en la ACB. Gerun, Elegar, Thompson, Suárez y Guerrero tendrán que pelearse con la potencia interior del Baskonia, con un Shengelia que sigue siendo la gran estrella del equipo. Los 2,21 de altura de Youssoupa Fall también pueden condicionar el partido. Por fuera, el cuadro malagueño va a necesitar la máxima concentración defensiva ante el peligro de Vildoza, Janning o Shields. Si jugadores como Avramovic, Adams, Ejim o el propio Elegar tienen que adaptarse aún al nivel de exigencia de la ACB, el partido de esta tarde será una buena prueba de lo que les espera ante rivales de entidad. Los precedentes en el Buesa Arena tampoco son muy positivos, con 30 derrotas en los 45 partidos que ha disputado el Unicaja allí.

Un partidazo en toda regla, ante dos clásicos de la Liga Endesa que en su día rivalizaron por el rol de opción alternativa al Real Madrid y al Barça.