25 años seguidos del Unicaja en Europa

Dos títulos continentales y una 'Final Four', trece entrenadores, 192 jugadores, 439 partidos, hazañas inolvidables, remontadas increíbles... Una historia de la que aún no se ha escrito el final

Fernández, Waczynski, Adams y Elegar, el miércoles./GERMÁN POZO
Fernández, Waczynski, Adams y Elegar, el miércoles. / GERMÁN POZO
José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

La historia deja huérfanos de memoria a aquellos que se olvidan de mirar el retrovisor para visualizar el pasado. No hay nada como mirar atrás para analizar el presente y comprender el futuro. Este miércoles estrenó el Unicaja su temporada número 25 jugando en Europa de manera consecutiva, un logro al alcance de pocos equipos en el viejo continente. Un cuarto de siglo abrazado a una aventura que ha tenido éxitos sonados y frustraciones compartidas por una afición que ha vivido años gloriosos y también campañas decepcionantes. Esta historia gozosa comenzó un 28 de septiembre de 1995 en Zagreb (el pasado viernes se cumplió la efeméride), con Javier Imbroda al frente de un equipo que debutaba en la máxima competición continental después de jugar la campaña anterior la final de Liga ACB más recordada en mucho tiempo, ya saben, la del triple de Ansley. Antes, el club de Los Guindos hizo dos incursiones más allá de los Pirineos, en 1989 y 1990, con Mario Pesquera en el banquillo y con apenas dos partidos por curso. Escaso recorrido por falta de experiencia, pero que también cuentan para añadir en un historial ciertamente vasto e intenso.

Por eso habría que hablar que la era moderna comienza frente al Zrinjevac Zagreb hace dos décadas y media, porque desde entonces nunca ha faltado a la cita europea un Unicaja que se ha hecho un nombre en la élite continental, gracias a sus dos títulos, la Korac de 2001 con Maljkovic de gestor de hazañas y la Eurocup de 2017 con Plaza devolviendo la alegría a una ciudad adormecida que languidecía con el paso del tiempo. Sin olvidar la 'Final Four' de Atenas 2007 con Scariolo como hacedor de gloria continuada culminada en el trienio mágico que permanece intacto en la memoria colectiva.

Desde aquel día que Javier Imbroda y esa plantilla inolvidable compuesta por nombres míticos convirtieron Ciudad Jardín, primero, y el Palacio de los Deportes Martín Carpena después, en el teatro de los sueños de los amantes de la canasta, hasta trece entrenadores han inscrito su nombre en el documento que registra gestas, tristezas, éxitos y partidos para olvidar con la bandera de las estrellas en el fascinante mástil que traspasa fronteras. Con Plaza al frente del ránking gracias a sus 124 partidos europeos y con Curro Segura y Chechu Mulero cerrando esa lista con un encuentro cada uno, toca recordar además a Scariolo, Maljkovic, Aíto, Imbroda, Repesa, Chus Mateo, Pedro Ramírez, Paco Alonso y al actual, Luis Casimiro. Además de Mario Pesquera, quién empezó este camino trufado de remontadas increíbles y hazañas inolvidables gracias a los 192 jugadores que han participado en los 439 encuentros que se llevan disputados. Y lo mejor es que de esta bonita historia aún no se ha escrito el final.

Trayectoria europea Los números de Luis Casimiro

Que la trayectoria europea del Unicaja en la temporada anterior fue decepcionante por la temprana eliminación en una competición en la que se tenían depositadas muchas ilusiones es un dato irrefutable, pues no se alcanzó el objetivo esperado. Sin embargo, este hecho contrasta con el excelente porcentaje de victorias que logró Luis Casimiro en la Eurocup, un 63,1%, el mejor en las últimas trece participaciones continentales. A veces, los números y las sensaciones dibujan panoramas distintos. Al final, solo cuentan los resultados.

Sin factor cancha Jornada de sobresaltos

La Eurocup arrancó esta semana con numerosos atractivos y resultados sorprendentes, poniendo en solfa el tan recurrente factor cancha, que cada día es menos decisivo en Europa a tenor de lo visto. De hecho, de los doce partidos disputados en esta primera jornada solo seis registraron una victoria local. En el grupo del Unicaja, sin ir más lejos, solamente los espectadores del Carpena disfrutaron del triunfo en casa. Y si nos remontamos a la campaña anterior, el cuadro malagueño jugó diez encuentros como visitante y ganó la mitad de ellos.