Veinticinco organizaciones analizan en Málaga los retos del ecoturismo

EFE MADRID.

Promover el ecoturismo como herramienta de desarrollo sostenible y conservación, así como buscar mecanismos para reducir los impactos de la actividad turística sobre la biodiversidad son los asuntos que centran el encuentro auspiciado por el UICN-Med en Málaga, con la asistencia de 25 organizaciones de ocho países.

Entre los participantes figuran representantes de entidades de gestión de espacios protegidos y del ecoturismo, universidades, Ong y mayoristas de viajes de Croacia, España, EE UU, Francia, Italia, Líbano, Marruecos y Reino Unido.

La cita, organizada por el Centro de Cooperación del Mediterráneo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN-Med) y el Ayuntamiento de Málaga, pretende ser un «espacio para el debate» en el que los participantes puedan identificar objetivos comunes, crear oportunidades de colaboración y diseñar nuevos proyectos.

«Estamos estableciendo objetivos ambiciosos para ayudar a reducir el impacto ambiental del turismo en nuestra costa y defender las áreas protegidas aprovechando el ecoturismo como un mecanismo para lograr sus objetivos de conservación», ha explicado el director de UICN-Med, Antonio Troya. La UICN-Med trabaja también en el diseño de instrumentos para medir el impacto ambiental de los productos turísticos a partir de la metodología de la Huella Ecológica, detalla la organización en un comunicado. Muchas de las entidades que participan en el debate forman parte del programa DestiMED, cofinanciado por la Unión Europea, para conservar las áreas protegidas del Mediterráneo.

 

Fotos

Vídeos