Los turistas con alguna discapacidad gastan un 28% más que aquellos sin necesidades especiales

Los turistas con alguna discapacidad gastan un 28% más que aquellos sin necesidades especiales

El España se encuentra entre los países más avanzados del sector turístico en materia de accesibilidad, según un informe de la Fundación Once

VICTORIA BUSTAMANTE

La Fundación Once ha presentado este miércoles un informe del Observatorio de Accesibilidad Universal del Turismo en España, un organismo que evalúa desde 2016 las infraestructuras y barreras del sector turístico.

El análisis estudia la accesibilidad en el sector turístico, analizando hoteles, restaurantes, rutas turísticas, páginas webs, playas y oficinas de turismo. Además, tiene en cuenta infraestructuras como accesos a nivel, punto de atención accesibles, información en formatos alternativos o la oferta de personal formado en el trato de estas necesidades especiales.

Se han analizado más de 40.000 restaurantes, 4.053 hoteles o 236 playas y se ha concluido que, aunque España se encuentra entre los países más avanzados del sector turístico en materia de accesibilidad, hay que seguir trabajando: solo el 56% de las empresas tienen un compromiso con las personas con discapacidades. De los establecimientos analizados, apenas un 11% cuentan con un certificado de accesibilidad y, sin embargo, las personas con discapacidad viajan casi con la misma frecuencia que el resto. Unas mejoras necesarias si se tiene en cuenta que, como afirma el informe, los turistas con necesidades especiales gastan un 28% más que la media.

«La accesibilidad universal en el turismo es un derecho social fundamental que garantiza la igualdad de oportunidades y la inclusión de las personas con algún tipo de discapacidad», ha señalado el delegado del gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo. Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha admitido que «si una ciudad se plantea los objetivos de accesibilidad, tanto para los ciudadanos como para quienes nos visitan, seremos un destino atractivo para quienes necesiten esta accesibilidad». También ha recordado que Málaga planificó hace años una estrategia para convertir la ciudad en un espacio sin barreras. «Facilitamos acceso al transporte público, contamos con 1.500 semáforos acústicos y 1.500 plazas para personas con movilidad reducida, playas accesibles y pasos de peatones con rampas», ha resumido De la Torre. Todo ello para hacer una ciudad «lo más cómoda posible», lo que la ha convertido la ciudad en la capital europea de turismo inteligente en materia de accesibilidad.

A la presentación también ha asistido la secretaria de Estado de Turismo, Isabel María Oliver, quien ha considerado de vital importancia contar con un diagnóstico como el de este informe para mejorar las infraestructuras y servicios. Oliver ha marcado la accesibilidad universal como objetivo en el turismo español.

En el acto, el director de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación Once, Jesús Hernández, ha remarcado que «Andalucía está muy bien en materia de accesibilidad, aunque tiene mayores problemas es en la señalización». Además ha admitido que «Málaga ha trabajado mucho en esta materia y se ven los resultados».

Un desayuno a ciegas

Antes de la presentación y con el objetivo de que los asistentes se pongan en la piel de las personas con discapacidades, se ha llevado a cabo un desayuno con antifaces para simular la ceguera. Con ayudantes de la Fundación Once que les han explicado la colocación de los elementos y cómo reconocerlos, la concejala de Accesibilidad, Carmen Casero, o la subdelegada de Gobierno en Andalucía, María Gámez, se han acercado a la experiencia de una actividad cotidiana de una persona con discapacidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos