El turismo idiomático deja ya en la ciudad de Málaga unos 18 millones de euros

Casero, Sánchez, Peláez y Vallejo, antes de la presentación del turismo idiomático. /SUR
Casero, Sánchez, Peláez y Vallejo, antes de la presentación del turismo idiomático. / SUR

El volumen de estudiantes extranjeros que eligen la capital de la Costa del Sol para aprender español crece un 50% en los últimos cinco años

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Su clima y forma de vida, su conectividad y ser sinónimo de una ciudad de mar, con una amplia agenda cultural y con el sello de destino seguro, son las bases que asientan la evolución al alza de la ciudad de Málaga como destino de extranjeros que quieren aprender español. El turismo idiomático deja ya en la capital de la Costa del Sol unos ingresos de 18 millones de euros, tras ser el destino elegido por 19.458 estudiantes internacionales, un 16,5% más que un ejercicio antes. Los datos los acaba de presentar la concejal de Turismo y Promoción del Ayuntamiento de Málaga, Rosa Sánchez, junto al presidente de la Nueva Asociación de Centros de Española de Málaga (Nacem), José María Casero; el director del Centro Internacional de Español de la UMA, Antonio Peláez; y el representante de las escuelas no asociadas, Francisco J. Vallejo. «Estas cifras ratifican la consolidación de Málaga como uno de los destinos líderes de España en este segmento», dijo Sánchez, que detalló que el 51% de los estudiantes vive con familias malagueñas y que los principales mercados son Alemania, Italia y Polonia, que crece a ritmo de casi un 36%.

La concejala de Turismo destacó la importancia de un segmento que contribuye a desestacionalizar y que convierte a cada estudiante en un prescriptor del destino, al que suele volver con familiares o amigos. Sánchez destacó la evolución al alza desde hace cinco años, en los que la capital de la Costa ha ganado un 50% más de estudiantes, reseñando el fuerte impulso desde el pasado 2016.

El turismo idiomático es también un reclamo para atraer viajeros de países lejanos, siendo China y Corea del Sur los mercados de larga distancia que más estudiantes aporta. En el ránking nacional Málaga es el cuarto destino de España.

Por su parte, Casero hizo hincapié en que «Málaga es un destino histórico que desde hace más de 50 años viene apostando fuerte por el turismo de idiomas». Además, explicó que para este ejercicio se mantiene la tendencia al alza, aunque explicó que seguir creciendo al 20% año tras año es complicado. «Pese a esta gran evolución queda mucho por hacer y hay mucho margen para crecer», dijo, para apuntar la importancia que en este auge tiene la celebración de la semana de turismo idiomático en Málaga, junto al evento más importante del sector Alphe Spain, que se repetirá por tercer año consecutivo en la ciudad en 2020.

Peláez puso en valor que «este sector es particularmente interesante porque es un turista de bajo impacto que genera un importante gasto. Supone también un importante intercambio de valores y es un segmento altamente profesionalizado y que tiene mucho futuro». Y es que en la capital de la Costa hay 17 escuelas de español privadas más el centro internacional de la UMA. Once de ellas están integradas en el Sistema Integral de Calidad Turística (Sicted) y trece están acreditados por el Instituto Cervantes y dos con certificación en calidad de formación lingüistica de la Asociación Internacional Eaquals.

Asimismo, Francisco Vallejo dijo que «el turismo idiomático es uno de los pilares económicos de la ciudad. Traemos un turismo que nos ofrece importantes sinergias, que repite y que trata a la ciudad con cariño». Los estudiantes permanecen en el destino una media de 2,2 semanas y tienen un gasto medio de cada alumno por estancia de 918 euros.