El turismo deja este verano en la Costa del Sol unos ingresos de más de 7.500 millones de euros

Díaz, Salado y Del Cid, en la presentación del balance turístico del verano en la Costa del Sol. /Salvador Salas
Díaz, Salado y Del Cid, en la presentación del balance turístico del verano en la Costa del Sol. / Salvador Salas

Salado destaca que el destino «ha vivido otro verano espectacular de registros históricos»

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La Costa del Sol sigue sumando veranos de récord no sólo en viajeros, estancias o empleo sino también en ingresos económicos. El presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, acaba de elevar a 7.5000 millones de euros el desembolso que han realizado en el destino los turistas que han disfrutado en el mismo de sus vacaciones en junio, julio y agosto. La cifra, aún estimada, supone un incremento en torno al 1,5%. «Hacemos balance de la temporada alta y seguimos dando buenas noticias, pese a las incertidumbres con las que encaramos estos meses. Los datos objetivos demuestran que ha sido un verano espectacular, con cifras históricas de 7,3 millones de viajeros, un 4,1% más. Se trata del máximo alcanzado en la historia, es decir, 290.000 visitantes más. Con ello hemos superado las previsiones de crecer un 3,1%», asegura Salado.

Y es que todos los indicadores, salvo el de la estancia media de los viajeros, han cerrado el verano con signo positivo. Destaca el crecimiento del 4,3% en las pernoctaciones registradas en el conjunto de alojamientos reglados: hoteles, apartamentos, camping y casas rurales. En estas instalaciones se han superado los 10,7 millones de noches reservadas por los 2,5 millones de turistas, que han supuesto un 7,7% más. De ellas, 7,4 millones se concentran en los establecimientos hoteleros.

El verano ha venido a confirmar el tirón del destino tanto en el escenario internacional, en el que ha conseguido ganar viajeros frente al saldo negativo en otras zonas competidoras del país, y a constatar que los españoles vuelven con fuerza y se convierten en los artífices de estos registros históricos. En este sentido, apunta a que el aeropuerto de Málaga ha recibido en dicho periodo 3,2 millones de viajeros, un 4,5%, fruto de una subida del 4% en pasajeros de fuera del país y del 8,2% de turistas españoles.

También ha venido a consolidar la rentabilidad de los establecimientos hoteleros, que han visto aumentar un 4,5% sus ingresos medios por habitación hasta los 104 euros. Todo ello en un momento en que la Costa ha disparado el crecimiento de la oferta de alojamientos reglados, de la mano del 'boom' de las viviendas turísticas. De hecho, el volumen de alojamientos ha crecido un 41%, hasta computarse 40.300, que han puesto en el mercado un 20% más de plazas, hasta superar las 386.000 camas respecto al verano de 2018.

Salado hizo hincapié en que el buen estado de salud del que goza esta industria también se ha reflejado en un aumento del empleo, que en el caso del sector hotelero han creado un 6,5% más de empleos. «Estas cifras implican, como no podía ser de otra manera, riqueza para la provincia», declara.

El presidente de Turismo Costa del Sol quiso enviar un mensaje de tranquilidad ante la incertidumbre de un 'Brexit' inminente asegurando que «los británicos van a seguir viviendo a la provincia porque lo han hecho generaciones enteras». Aún así avanzó que preparan un despliegue sin precedentes, con unas acciones potentes, con motivo de la celebración a principios de noviembre de la World Travel Market (WTM), en Londres. A este evento confirmó que vuelven por segundo año consecutivo con un expositor propio, que suman al espacio con que cuentan en el de Andalucía, para poder llevar a cabo los encuentros que mantendrán con operadores y aerolíneas en un momento crucial para el que es el primer emisor de viajeros extranjeros. «Ante el 'Brexit', la recesión económica en Alemania, la previsible bajada de consumo en España, vamos al Reino Unido con un refuerzo de campañas, que también haremos en Alemania, y en el mercado español para fildelizarlo, así como exploraremos nuevos mercados también en Asia para abarcar más ante posibles retrocesos», señala, para matizar que el desembarco en la WTM llega con una agenda importante de encuentros profesionales, con acciones en el metro y una potente campaña de comunicación para buscar a ese británico que gasta más. «Reino Unido es el principal emisor de pasajeros a la Costa del Sol con un aumento del 1,7% en el verano», puntualiza.

Para la recta final de año, las previsiones que baraja esta empresa pública pasan porque en los próximos meses se seguirá creciendo a un ritmo del 4%, lo que permitirá superar la barrera de los 13 millones de visitantes en todo 2019. Pese a este panorama positivo, Salado hizo un llamamiento para no lanzar las campanas al vuelo. «Hay que ser prudentes y seguir trabajando en la misma línea de apuesta por las nuevas tecnologías, el big data y la inteligencia de mercado, ya que entramos en un momento convulso y de mucha incertidumbre. Hay que considerar los primeros indicadores macroeconómicos que hablan de recesión en países como Alemania y de bajada de consumo y del gasto en España y otros países», precisa.