El turismo cultural de Andalucía crece el triple que el global de viajeros y ya atrae a un tercio de los visitantes

El consejero de Turismo, este mañana en Málaga. /FRANCIS SILVA
El consejero de Turismo, este mañana en Málaga. / FRANCIS SILVA

El consejero de Turismo avanza los datos de un nuevo informe que destaca a este segmento como un pilar clave para el éxito del destino

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El despegue cultural de ciudades como la de Málaga ya se deja sentir en el éxito turístico de la región. El consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, acaba de avanzar datos que muestran la fortaleza del turismo cultural, que es ya el principal motivo de viaje para un 32% de los turistas que recalaron el pasado año en la región, es decir, más de 9,5 millones de viajeros. Fernández adelantó que este estudio se dará a conocer mañana y que en el mismo se recoge que este segmento crece a un ritmo del 15%, tres veces más que el conjunto de esta industria. «Esta subida, la mayor de todas la series, se suma a un crecimiento superior al 12% de un ejercicio anterior, lo que supone que en dos años ha aumentado casi un 30%. Lo más importante es que no lo ha hecho a costa de otros segmentos sino que es un complemento de éxito», precisó.

En un desayuno informativo de Europa Press Andalucía, el consejero ha advertido al presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, que no va a cambiar su estrategia de un reparto equitativo en los fondos de promoción, en respuesta a la reclamación del destino malagueño de contar con unos ingresos acordes a su peso en esta industria, que supone el 40% de esta industria. «Mantengo una buena relación con Bendodo, pero él es del PP y yo del PSOE. Por eso al que tiene más no podemos darle más. Nos movemos por el principio de equidad, incluso al que menos tiene hay que darle más. Es más aviso que si algún destino tiene un problema grave, que puede quedarse atrás, le voy a ayudar más», apuntó.

En la intervención justificó que en Andalucía no hay problemas de turismofobia como en otros destinos porque se ha llevado a cabo una planificación que no solo apuesta por atraer más turistas sino también por fortalecer a las empresas del sector, de las que dijo están perfectamente preparadas para las exigencias de digitalización y para contar con las herramientas tecnológicas claves para competir en este siglo. «Este plan de Marketing está funcionando y aportando importantes avances en el conocimiento del turista», detalló.

Respecto a las viviendas turísticas volvió a insistir en la necesidad de que el Gobierno «articule una norma general que armonice toda la reglamentación y que ataje a este sector de forma transversal, con normativas que afecten a la propiedad horizontal o declarando este arrendamiento turístico como una actividad económica». Cifró en 22.000 las viviendas turísticas de la provincia de Málaga, con 111.000 plazas y aplaudió la decisión de las plataformas, con Airbnb a la cabeza, de sacar de su oferta a los inmuebles que no cuenten con el número de Registro de Turismo de Andalucía.

Sobre los buenos resultados turísticos, destacó que se llegará el próximo mes de diciembre al reto de alcanzar los 30 millones de turistas que se había previsto lograr para 2020. En este sentido explicó que el reto pasa por captar a un turista de calidad, que no sólo tiene que responder al criterio de que tenga un alto poder adquisitivo. «Hay que empoderar al turista. A nadie le gustaría que le dijeran que es un viajero de baja calidad por no ir a un cinco estrellas, comer en restaurantes con estrella Michelin o tener un yate atracado en el puerto. Un turista de calidad es el que es respetuoso con nuestra cultura, nuestras tradiciones, que reparte su gasto en el destino, distribuye sus estancias durante todos los meses del año, que valora el destino y que cuando vuelve a casa recomienda sus vacaciones y nos define como una zona de calidad», dijo.

Convenio colectivo

El consejero valoró también el acuerdo en el convenio colectivo de Málaga, que garantiza paz social en los próximos cinco años. Y es que en su intervención reiteró en varias ocasiones como uno de los pilares claves del éxito del sector el avanzar hacia un empleo estable y de calidad. Entre los objetivos de la región, recalcó que el turismo es un sector estratégico, que tiene que llegar a un turismo que gaste más, que no tenga una dependencia de ningún mercado, en referencia al británico y el impacto del «Bréxit», que tiene que repartir los flujos de viajeros más en el tiempo y en el territorio para lograr una industria rentable, de futuro y sostenible.

Respecto al verano, señaló que se espera un crecimiento del 3,2% de las estancias hoteleras, hasta rozar los 26 millones de pernoctaciones en esta temporada alta. Fernández dijo que a estas cifras se llega tras un mes de mayo en el que por primera vez se han superado los cinco millones de estancias hoteleras, una cifra que hace una década no se conseguía ni en agosto.

En la ronda de preguntas, Fernández se pronunció sobre el hotel de cinco estrellas que se proyecta en el Puerto de Málaga y dijo: «cualquier infraestructura que mejore la oferta de calidad hotelera es buena. El proyecto tiene que tener legalidad y consenso social. Si cumple con todo elllo, sería una buena apuesta para el turismo en Málaga, una gran aportación para la oferta malagueña, que además contribuirá a ampliar el segmento de alto poder adquisitivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos