Dos tercios de los pisos turísticos de las plataformas cumplen con los requisitos

El alquiler vacacional genera en España más de 124.000 millones de euros. /Migue Fernández
El alquiler vacacional genera en España más de 124.000 millones de euros. / Migue Fernández

La Asociación de Viviendas Turísticas valora las acciones de estos portales y destaca la clara intención del sector de cumplir la normativa

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Hace unos meses, las principales plataformas de alquiler vacacional avanzaron que iniciaban la cuenta atrás para dejar de dar publicidad en sus portales a los pisos turísticos que no contaran con el código que les acredita que cumplen con los requisitos que marca la normativa andaluza que regula este sector. Desde entonces, en un trabajo conjunto con asociaciones como la de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), se aceleró el ritmo de inscripciones de forma que en la actualidad, dos tercios de la oferta vacacional anunciada a través de plataformas en la Comunidad ya cumple con los requisitos legales de la Junta de Andalucía, según declaró ayer el presidente de este colectivo, Carlos Pérez-Lanzac. En este sentido, aseguró que cerca de 41.000 viviendas vacacionales han presentado ya la Declaración Responsable y se han inscrito en el Registro de Turismo de la Junta. Pérez Lanzac destacó que los datos demuestran «la clara intención del sector de cumplir con la normativa». Y es que advirtió que «a principios de año el porcentaje de viviendas inscritas era de menos del 10%, pasando a ser ahora al 65%».

En este sentido, desde Airbnb explicaron que desde el pasado febrero se implementó un sistema para facilitar a los anfitriones el registro y el cumplimiento de la normativa autonómica andaluza. «Estuvimos trabajando con la Junta en una solución que funcionara. Como resultado, Andalucía se ha convertido en la primera comunidad autónoma de España en implementar este sistema, que se utiliza con éxito en Portugal y en otras ciudades del mundo», explicó Sergio Vinay, responsable de Políticas Públicas. Además, valoró que «la regulación en Andalucía demuestra que cuando las empresas, las comunidades y los gobiernos trabajan juntos, el resultado es efectivo. Sin embargo, Airbnb es la única plataforma que ha trabajado con las administraciones en crear soluciones específicas. Creemos que la Junta de Andalucía debe mantener el mismo nivel de exigencia con otras plataformas». Recordando que durante más de un año, Airbnb ha estado informando a la comunidad de anfitriones en Andalucía sobre la regulación turística y cómo ser un anfitrión responsable. Ayer, Airbnb también avanzó que ha registrado más de 3,6 millones de huéspedes nacionales e internacionales en España durante los meses de junio, julio y agosto, destacando Málaga, Sevilla y Granada como destinos con más reservas. Estos viajeros gastaron un promedio de 99 euros por noche en España, situada como el cuarto destino más popular del mundo en Airbnb, que ha experimentado una «temporada récord» este verano con 60 millones de huéspedes en alojamientos anunciados de todo el mundo, siendo la noche del 11 de agosto la que registró más 'check-in' de huéspedes. Barcelona, Madrid y Valencia acumulan la mayor cantidad de reservas, seguidas de Málaga, Sevilla, Palma de Mallorca, Granada, Alicante, San Sebastián y Marbella.

En esta línea, la plataforma malagueña Spain Holiday anunció a principios de julio que todas las viviendas turísticas que anunciaba en Andalucía, que eran más de 4.400, estaban inscritas en el Registro de Turismo Andaluz y, por tanto, cuentan con su correspondiente licencia turística. Jannich Petersen, consejero delegado de Spain-Holiday.com, señaló que «este proceso ha sido laborioso ya que algunos requisitos para darse de alta como vivienda con fines turísticos en Andalucía han sido complicados de cumplir por parte de los clientes».

Carlos Pérez-Lanzac, presidente de AVVA, animó a los propietarios a regularizar la situación, pero apuntó que hay un volumen de viviendas que desean inscribirse en el registro, pero cuentan con problemas urbanísticos que se lo impiden. De ahí, que confía en que «la Junta comparta la voluntad y esfuerzos de todos los que formamos parte del sector para buscar soluciones conjuntas y evitar judicializar esta industria, que aporta múltiples beneficios económicos a la región. El éxito de la iniciativa es un ejemplo de los resultados posibles cuando se cuenta con una normativa proporcionada y sencilla, que facilita que los particulares puedan cumplirla». Además, expuso que este negocio genera más de 124.000 millones de euros, absorbiendo Andalucía el 43% de ellos, según los datos del Barómetro del Alquiler Vacacional en España de 2018. Más de 30.000 familias andaluzas se benefician de manera directa de esta actividad.

Asociaciones de vecinos se unen para pedir al Gobierno participar en la regulación

Cinco agrupaciones de vecinos, cuatro de Málaga capital y una de Marbella, se han sumado a la iniciativa emprendida en Andalucía, Baleares, Castilla La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y País Vasco de agruparse para defender sus derechos yparticipar en la mesa de trabajo sobre la regulación de viviendas turísticas que el Gobierno se comprometió a activar este mes. En total son 38 los colectivos que integran en la recién creada Coordinadora de Asociaciones de Barrios turísticos, entre ellos la Asociación de Centro Antiguo de Málaga, la de El Bulto, la de Málaga Centro-Sur-Soho Barrio de las Artes, y la Plataforma Derecho a Dormir, así como la asociación Casco Antiguo de Marbella. Por parte de Andalucía, se ha unido la Federación de Asociaciones de Vecinos de Centros Históricos de Andalucía.

La primera acción de la recién constituida Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Barrios Turísticos ha sido solicitar a los ministerios de Fomento e Industria tener voz y voto en la regulación de las Viviendas de Uso Turístico. «Alarmada por las noticias de reuniones sectoriales entre el Gobierno y la empresa Airbnb, la Coordinadora registró el lunes pasado cartas al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y a Isabel Oliver, secretaria de Estado de Turismo, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en las que se solicitaba tener reuniones para dar a conocer nuestras peticiones y estar presentes en las reuniones que tengan como finalidad el estudio de la situación legal futura de estos negocios», explicaron, para avanzar que Oliver ya ha confirmado en su cuenta de Twitter que atenderá a este requerimiento vecinal: «Por supuesto que tenemos interés en los vecinos y se les convocará al grupo de trabajo sobre alquiler turístico que se iniciará en breve».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos