Sevilla cierra un vuelo directo a Nueva York que competirá con el de Delta desde Málaga

Mostrador de la compañía United Airlines./Sur. Archivo
Mostrador de la compañía United Airlines. / Sur. Archivo

United Airlines firmaráun acuerdo con el Ayuntamiento hispalense para una temporada con cinco vuelos semanales que empezarán a operar en mayo de 2020

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Al vuelo diario y directo de Málaga a Nueva York de la compañía Delta Air Lines, que se opera junto con sus socios Air France y KLM y que se mantiene desde 2008 como la única conexión directa entre Málaga y Nueva York, le ha salido un serio competidor. El de la compañía estadounidense United Airlines, que pondrá en servicio una ruta Sevilla-Nueva York en mayo de 2020. Los directivos de la aerolínea firmarán en las próximas semanas el acuerdo con el Ayuntamiento hispalense para comenzar a operar esta conexión en la que la Sevilla lleva años trabajando y que supondría la primera ruta de largo recorrido del aeropuerto de San Pablo.

La noticia se conoce justo una semana después de que Delta Air Lines haya retomado los vuelos diarios y directos desde Málaga a Nueva York. El pasado día 23 partió del aeropuerto JFK el primer avión de esta temporada de verano que unirá cada día la Gran Manzana con la Costa del Sol. Delta ha programado para esta ocasión un avión Boeing 757-200 con 164 asientos.

Sin embargo, a partir de 2020 dejará de ser la única conexión directa de Andalucía con Nueva York. Si se firma el acuerdo, United programará la conexión con Sevilla para la próxima temporada de verano, que comienza a finales de marzo. No obstante, la primera intención es empezar a operar en mayo con cinco vuelos semanales, los mismos que ofrece su competidora Delta en el aeropuerto de Málaga, donde acaba de reforzar la ruta. El compromiso de la aerolínea United Airlines con el aeropuerto sevillano será sólo para los meses cálidos, aunque con posibilidad de prolongar su permanencia si la conexión resulta rentable.

La capital andaluza recibe alrededor de 26.000 viajeros indirectos procedentes de Nueva York, a los que habría que sumar la demanda que generarán los soldados estadounidenses y sus familiares destinados en las bases militares de Rota y Morón de la Frontera. Entre ambos suman alrededor de 5.000, que a una media de cuatro viajes al año aportan 20.000 pasajeros que actualmente viajan por Málaga, Madrid y hasta Lisboa. El resto lo haría la demanda que se genera al disponer de una conexión directa.

Ese tráfico que generan los militares estadounidenses que residen a una hora en coche del aeropuerto de San Pablo ha resultado fundamental en los planes de negocio, así como la promoción que Turismo de Sevilla viene realizando en Estados Unidos, que se ha convertido ya en el segundo mercado emisor de turistas para la ciudad. Sólo en 2018 la visitaron 192.686 ciudadanos procedentes de este país. También parece que ha sido ha sido determinante para amarrar este vuelo el hecho de que Sevilla haya sido una de las ciudades anfitrionas del Consejo Mundial de Turismo y Viajes –WTTC en sus siglas en inglés–. Delta Air Lines lleva once años operando la ruta Málaga-Nueva York.