Quiebra la aerolínea Primera Air, que movió 46.000 pasajeros en Málaga el año pasado

Avión de la compañía danesa Primera Air, declarada en quiebra./ABC
Avión de la compañía danesa Primera Air, declarada en quiebra. / ABC

La compañía danesa tenía ayer programados dos vuelos en la capital de la Costa del Sol con llegada de Copenhague y salida hacia este destino

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Con un escueto comunicado, la aerolínea danesa Primera Air se declaró ayer en quiebra, dejando claro que «sus códigos de IATA y de aerolínea, 6F y PF, han sido suspendidos este martes». La compañía tenía conexiones en el aeropuerto de Málaga, donde precisamente ayer tenía programado un vuelo con llegada de Copenhague, a las siete de la tarde, y una salida hacia este mismo destino, a las nueve de la noche, según explicaron desde esta infraestructura. Ninguna de ellas operó, siendo los pasajeros realojados en otras aerolíneas. Primera Air movió el año pasado en el aeropuerto de la capital de la Costa del Sol casi 46.000 pasajeros. Según los datos estadísticos de Aena, en lo que va de año esta aerolínea ha transportado 21.915 viajeros, con una media de 3.200 al mes durante esta temporada alta.

La noticia ha cogido por sorpresa a muchos clientes de la compañía, que ha recomendado en un comunicado «acudir a sus agentes turísticos para solucionar su situación», además de «solicitar que amablemente comprendan que las opciones habituales de contacto ya no se ofrecen». Y es que hace apenas unas semanas, la aerolínea, que nació en 2003 como JetX bajo un operador aéreo islandés que en 2008 pasó a ser propiedad del grupo danés Primera Travel Group, anunció la apertura de una base en Madrid con varios vuelos diarios a ciudades de Estados Unidos.

Ante la declaración de quiebra, sólo los pasajeros que hubieran comprado un vuelo con ocasión de un viaje combinado (vuelo y hotel) podrán reclamar a la agencia con la que contrataron el viaje, quien está obligada a asumir los costes de repatriación o transporte alternativo, así como los daños o perjuicios causados. En España, Primera Air tenía rutas con los aeropuertos de Alicante, Almería, Barcelona, Gran Canaria, Palma de Mallorca, Fuerteventura, La Palma, Málaga y Tenerife.

Para los pasajeros afectados en Málaga, la aerolínea Norwegian ofrece desde ayer tarifas especiales de rescate para repatriar a estos viajeros. «Los pasajeros varados lejos de sus hogares y en posesión un pasaje válido con Primera Air para viajar entre los destinos arriba mencionados pueden ponerse en contacto con Norwegian para beneficiarse de tarifas al 50 por ciento de descuento de la tarifa neta (excluyendo tasas, así como servicios especiales tales como equipaje facturado en bodega, selección de asiento o el 'fast lane' en los aeropuertos)», avanzaron desde Norwegian. También Ryanair lanzó ayer una oferta para volar entre Málaga y Billund, Copenhague, Birmingham, Londres Stansted, Estocolmo y Manchester desde 24,9 euros, con el objetivo de acoger a los clientes que se hayan visto afectados por la quiebra de la aerolínea Primera Air.

Mínimas posibilidades de recibir una indemnización

Tras la quiebra de Primera Air las posibilidades de que los afectados reciban una indemnización «son mínimas», ya que ante el cese de una aerolínea el cliente se encuentra «más indefenso», al figurar en la última posición de cobro en el concurso de acreedores, donde las compensaciones a pasajeros no se encuentran entre los créditos mínimos y «las posibilidades de éxito son mínimas», recordaron ayer desde Reclamador.es. Por ello, para los clientes será casi imposible recuperar el dinero de los billetes que no van a poder utilizar. Los clientes que se encuentran en el país de destino tendrán que recurrir a sus propios medios para regresar o gestionarlo con su agencia de viajes en el caso de que lo reservaran por esa vía, señalan desde este portal. Los pasajeros que ya tuvieran una reclamación de indemnización también tendrán dificultades para conseguirla. Las obligaciones del Reglamento Europeo 261 son exigibles a la compañía que ha operado el vuelo, por lo que si se declara en quiebra, al no tener carácter preferente, las indemnizaciones son «prácticamente incobrables».

 

Fotos

Vídeos