Profesionales debaten el potencial turístico de las enseñanzas del español

Organizadores de Málaga Education, en el Rectorado. :: salvador salas/
Organizadores de Málaga Education, en el Rectorado. :: salvador salas

El Rectorado de la UMA acoge la segunda edición de Málaga Education Week, por la que pasarán unos 700 expertos y profesores de todo el país

F. GUTIÉRREZ MÁLAGA.

Casi 17.000 personas eligieron la ciudad de Málaga para estudiar español en el año 2017. Las previsiones apuntan que en esta 2019 podría incrementarse en casi un 10 por ciento. Profesionales de toda España que se dedican a la formación de estos alumnos se reúnen estos días en la capital en el denominado Málaga Education Week, un congreso por el que se espera pasen hasta 700 profesionales que van a debatir cuestiones relacionadas con la formación, nuevas técnicas de aprendizaje o las posibilidades de crecimiento futuro de este segmento turístico.

En la inauguración, ayer en el Rectorado, Javier Hernández, director general de Turismo y Promoción de Málaga, señaló que la enseñanza del español es «uno de los pilares» de la promoción turística de la ciudad, con 13 escuelas acreditadas por el Instituto Cervantes. Jacobo Florido, consejero delegado de Turismo Costa del Sol, destacó que se trata de un segmento de turismo «muy atractivo en temporada baja». Carlota Rylance, presidenta de la Asociación de Escuelas de Español para Extranjeros de Andalucía, aseguró que por las escuelas acreditadas por el Instituto Cervantes han pasado unos 30.000 alumnos a lo largo del pasado año. José María Casero, de la Asociación de Escuelas de Español para Extranjeros de Málaga, explicó que la estancia media de estos estudiantes es de tres semanas, con un gasto estimado entre 1.500 y 2.000 euros. Antonio Peláez, director del Centro Internacional Español de la UMA, destacó el carácter pionero de la Universidad en este tipo de estudios, una cuestión estratégica y que está expresamente recogida en sus estatutos.