Un 30 % del personal de tierra de Iberia secunda la huelga en Málaga

Imagen de archivo de un avión de Iberia. /O. Chamorro
Imagen de archivo de un avión de Iberia. / O. Chamorro

El representante de la CGT del Comité de Empresa espera que el seguimiento del paro principal, que se realizará de 14:00 a 18:00 horas, «sea masivo»

EFEMálaga

El personal de tierra de Iberia ha iniciado este sábado la huelga programada para su personal de servicios en tierra en el Aeropuerto de Málaga, con un seguimiento del 30 por ciento en los dos primeros tramos para reclamar mejoras laborales para sus trabajadores.

Según ha informado a Efe el representante de la CGT del Comité de Empresa de Iberia Málaga, José Juan Estrada, la jornada convocada por la Comisión de Trabajadores Asamblearios (CTA) y la Confederación General de Trabajo (CGT) ha contado con el seguimiento del 30 por ciento de los trabajadores a pesar de «las presiones que tienen los eventuales para no secundarla».

«La situación es caótica este sábado y hay menos seguimiento por los eventuales que tienen presiones para no unirse a la huelga», ha reconocido Estrada, que ha señalado que aún las dificultades y retrasos no han afectado a los viajeros pero que en el próximo paro se espera una mayor movilización que será «más visible».

Estrada ha señalado que para el paro principal, que se realizará de 14:00 a 18:00 horas, se espera que el seguimiento «sea masivo» ya que es el «paro más importante a nivel de rampa», en relación a los cambios de turno que se realizan en esta franja que podría afectar a algunos vuelos con retrasos ante la falta de servicio «a pesar de los servicios mínimos».

«Los servicios mínimos suponen un 70 por ciento», ha reconocido Estrada, que ha destacado que la empresa Iberia hará «con sus artimañas» que en esta jornada haya «más gente trabajando que en un día normal» para minimizar el impacto de la huelga que, aún así, «se va a notar igual».

En esta huelga, programada para este sábado 7, se han realizado de momento paros de 4:30 a 7:30 horas y de 9:30 a 11:30 horas ante la «reducción drástica de las plantillas» y que se completa con la «utilización abusiva e irrespetuosa de cartas de advertencias y sanciones» a sus trabajadores.