La patronal impugna el concurso del Imserso, que dejaba fuera a un tercio de los hoteles

Jubilados disfrutan de la música y el baile en el hotel Natali, en Torremolinos. /SUR
Jubilados disfrutan de la música y el baile en el hotel Natali, en Torremolinos. / SUR

La Cehat considera que el pliego de condiciones de este programa, que supone 800.000 pernoctaciones en la Costa, «lesiona gravemente» sus intereses

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La patronal hotelera y de alojamientos turísticos ha dado un golpe de mano en el programa de vacaciones del Imserso. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) impugnó ayer los pliegos del concurso de los viajes del Imserso, tras recibir luz verde de las 51 asociaciones hoteleras a las que representa y que suman 15.000 establecimientos y 1,8 millones de plazas. La Cehat ha presentado el recurso ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales contra los pliegos de este programa de Turismo Social, al entender que contienen «graves deficiencias económicas» que perjudican al sector.

Los viajes del Imserso suponen un elemento clave para que los establecimientos mantengan la actividad durante el invierno y para contar con plantillas estables durante todo el ejercicio. Este programa, del que se benefician casi un millón de pensionistas, afecta a 350 hoteles en toda España. En la Costa del Sol genera más de 800.000 pernoctaciones, que son las que permiten a una veintena de hoteles del litoral abrir los 365 días del año. Sin embargo, el nuevo pliego de condiciones había sembrado la incertidumbre y la preocupación. Y es que las exigencias, ahora impugnadas por la Cehat, ponían en riesgo la permanencia en el mismo de un tercio de los hoteles adscritos a este proyecto, al no incluir a los establecimientos de dos estrellas y limitar las opciones de los de tres estrellas. Las nuevas condiciones del concurso, aplicable en los próximos dos años, prorrogables otros dos más, priorizan sobremanera a los de cuatro, con el agravante de que dentro de estos últimos también eleva el nivel de exigencias dando preferencia a los que ofrezcan más habitaciones dobles para un solo uso. «Los pliegos incluyen requisitos imposibles o excesivamente gravosos para las empresas hoteleras que rompen el principio de igualdad de la licitación», precisan.

En el caso de la Costa del Sol, esta situación pone en jaque a siete de los 19 hoteles que trabajan en esta iniciativa, a la que llevan adscrita algunos de ellos hasta tres décadas. Uno de ellos con dos estrellas y seis con tres. Agustín Hernández, el gerente del hotel Natali, con tres estrellas y operando en el Imserso desde 1994, advirtió días atrás de que existe preocupación porque estos establecimientos cuentan con plantillas fijas para todo el año, precisamente por el Imserso. Aseguró que en el caso de su hotel se ponen en riesgo unos 120 empleados directos. «De optarse por apostar sólo por los cuatro estrellas aquí dejaríamos de registrar unas 168.000 pernoctaciones», dijo Hernández, para criticar que en este concurso se incluyan requisitos como organizar talleres psicosociales o de higiene y dietética y no se prioricen aspectos claves para la demanda como la ubicación del establecimiento o el histórico del mismo en un programa. Asimismo, destaca que el Natali cuenta con alto índice de fidelidad, con clientes del Imserso que repiten hasta cinco veces en una misma temporada, y se queja de que tampoco aspectos tan importantes como éste se contemplen.

Señalan que son imposibles las exigencias y que se rompe el principio de igualdad

Desde la Cehat aseguran que «los hoteleros españoles que trabajan en el programa de vacaciones de mayores del Imserso no dan crédito con el planteamiento que ha realizado el actual Ejecutivo para los próximos cuatro años». Y es que señalan que vuelve a primarse la oferta hotelera de cuatro estrellas «sin ninguna consideración a los hoteles que han venido trabajando (y soportando) este programa en los ejercicios anteriores, que podrían verse fuera de la contratación». Los hoteleros también argumentan como rechazo la valoración excesiva que se hace de la oferta hotelera de cuatro estrellas sobre otras ofertas menores «sin ningún tipo de justificación o base, de forma que se expulsa de este programa a otros establecimientos hoteleros que pudieran estar interesados en participar». Esta valoración puede llegar al 22% de la puntuación lo que puede dejar fuera de la licitación a hoteles de tres estrellas, que han sido por norma general los que han permitido el desarrollo y ejecución deeste programa de vacaciones a lo largo de estos años. «Sin razón justificada se ven obligados a competir en inferioridad de condiciones», advierten.

El recurso por el que los hoteleros rechazan el pliego está fundamentado principalmente en deficiencias de tipo económico, técnico y justificativo. En el primero de los aspectos critican el nivel de exigencias para una tarifa de 22,50 euros, con IVA incluido, que reciben por cada beneficiario del Imserso un hotel de cuatro estrellas. Los hoteleros han considerado que ha llegado el momento de plantarse ante el diseño económico del proyecto, que consideran «un problema». El presidente de la Cehat, Juan Molas, asegura que los actuales pliegos «no sólo no se mejorarán las estancias para las dos próximas temporadas de los casi un millón de pensionistas que se benefician del programa en sus vacaciones, si no que tampoco las aportaciones tarifarias». Señala que en algunos casos los paquetes «suponen una rebaja del 8%, 10% y hasta el 12% sobre los precios de mercado», lo que unido al incremento de servicios, precisa que se hace difícil garantizar los puestos de trabajo en hoteles que no estarían abiertos durante el invierno, y todo ello «sin perder el espíritu del programa». El sector hotelero considera que para evitar las pérdidas, el precio por persona y día debería situarse en el entorno a los 25 euros, frente a los 22,10 y 22,50 euros que se ofrecen actualmente.

Los hoteleros critican que no se tienen en cuenta los convenios colectivos

Mientras CC OO ha reclamado una solución pactada sobre el Programa de Vacaciones de Mayores del Imserso que evite llegar a un pleito tras la impugnación, la Cehat pone el foco en que los pliegos del concurso no tienen en cuenta ni se pronuncian sobre los convenios colectivos laborales de hostelería aplicable y sus condiciones económicas que afectan a los 12.000 trabajadores vinculados al programa. «No olvidemos que el mantenimiento del empleo es el pilar básico de este programa, por lo que el análisis del coste laboral debe ser una obligación para los redactores, cuando además se exige el mantenimiento de un trabajador cada 7,5 plazas en el propio pliego», señalan, para recalcar que el Imserso incumple así la obligación legal que textualmente exige que «en los contratos de servicios y de concesión de servicios en los que sea relevante la mano de obra,... se tendrán especialmente en cuenta los costes laborales derivados de los convenios colectivos sectoriales de aplicación».

En este sentido, advierten además que a ningún otro componente del programa, como son las agencias de viaje, compañías aéreas, Renfe o empresas de transporte, se les exige ninguna vinculación de mantenimiento de empleo. Un requisito que sólo es aplicable a los establecimientos hoteleros.

Por todo ello, piden la anulación de los pliegos y la retroacción de todas las actuaciones hasta el momento inmediatamente anterior a su aprobación, solicitando como medida cautelar urgente e inmediata la suspensión de la licitación. «Necesitamos que este concurso se adapte a la realidad actual y social de los usuarios del siglo XXI, a los que los hoteleros españoles llevamos haciendo sugerencias y mejoras desde hace varios años y no se sigan arrastrando condiciones y exigencias, creadas en los años 90 y actualmente superadas y no requeridas por nuestros mayores», concluyen, para recordar que la subvención pública a este programa, supone el 20% del precio de cada paquete.