Norwegian calcula que los 737 Max, uno de ellos en Málaga, estarán en tierra hasta agosto

EFE COPENHAGUE.

La prohibición de vuelo temporal de los Boeing 737 Max decretada por las autoridades de varios países a raíz de los accidentes mortales en Etiopía e Indonesia podría prolongarse hasta agosto, según los cálculos de la aerolínea Norwegian. Uno de estos aviones inmovilizado en espera de poder volar está en el aeropuerto de Málaga, donde esta compañía es la cuarta en volumen de pasajeros.

«Calculamos una posible pérdida hasta mediados de agosto de entre 31 y 52 millones de euros. Esa es la estimación que hemos hecho», señaló el director de finanzas, Geir Karlsen, durante la rueda de prensa de presentación de los resultados del primer trimestre en Oslo. Norwegian es una de las aerolíneas más afectadas por la prohibición de vuelo de los Boeing 737 Max, de los que posee 18 unidades.

Su consejero delegado, Bjørn Kjos, aseguró hace unas semanas que pedirá una compensación económica al gigante estadounidense de la aeronáutica. «Tenemos una buena relación con Boeing, que está haciendo todo lo posible para reducir los efectos negativos que sufrimos como consecuencia de esos problemas. Ese tema es objeto de diálogo y los acuerdos son confidenciales, así que no voy a revelar nada», dijo hoy Kjos a la agencia noruega NTB. La aerolínea informó de que actualizará su cálculo de pérdidas vinculadas con los 737 Max en la presentación de los resultados del segundo trimestre en julio.

Norwegian multiplicó su pérdida neta entre enero y marzo hasta 155 millones de euros, según el balance presentado ayer. La compañía ha impulsado en las últimas semanas varias medidas para compensar el déficit de capacidad causado por la inmovilización de los 737 Max, aplazando la venta de aviones antiguos, alquilando aeronaves y aprovechando sus 787 Dreamliner en rutas muy solicitadas.