La naviera de lujo Crystal Cruises elige por primera vez Málaga como puerto base

P. M. MÁLAGA.

En un segmento en auge y en el que Málaga mantiene una posición aventajada, la exclusiva naviera Crystal Cruises ha elegido Málaga como puerto base, una programación que supone un impulso más al potencial de este recinto portuario en la gama más alta de los cruceros. Esta compañía estadounidense es la primera vez que se decanta por Málaga como base de su lujoso y selecto barco 'Crystal Esprit', que este fin de semana recaló en estas instalaciones de la capital de la Costa del Sol, procedente del Caribe, y que inició una ruta de siete días que incluye puertos españoles del Mediterráneo Occidental hasta Barcelona, su destino final.

El 'Crystal Esprit' cuenta con 82,2 metros de eslora y una capacidad máxima para 72 pasajeros, haciendo más auténtica la experiencia de navegación, con los lujos de una embarcación exclusiva tipo yate. El buque dispone de un pequeño submarino para que los pasajeros puedan explorar las costas y que tiene una gran acogida entre el pasaje.