Moreno vaticina un año de récord, con 31,5 millones de visitantes

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en su intervención en el pleno del Parlamento andaluz./EP
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en su intervención en el pleno del Parlamento andaluz. / EP

El presidente de la Junta anuncia un verano de crecimiento en el sector turístico, que prevé un récord de ingresos con más de 22.000 millones, el 14% del PIB andaluz

JOSÉ LUIS PIEDRASEVILLA.

El turismo andaluz tiene ante sí un futuro más que halagüeño para esta temporada y 2019 puede ser un año de récord. Así se presagia desde el Gobierno andaluz, cuyo presidente, Juanma Moreno, ha vaticinado estas positivas perspectivas y avanzó que al cierre de este año se puede alcanzar una cifra inédita que podría alcanzar los 31,5 millones de visitantes. Todo un récord para el sector productivo estelar de Andalucía y motor estratégico para su economía y empleo.

No en vano, el jefe del ejecutivo autonómico aseguró hoy en el Parlamento andaluz que el horizonte de crecimiento de la industria turística representa ya el 14 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), superando los 22.000 millones de euros, otra cifra récord para el sector. Moreno, que respondía a una pregunta del portavoz parlamentario de Ciudadanos (Cs), Sergio Romero en la sesión de control parlamentario, defendió el «papel estratégico del turismo andaluz y su peso en el desarrollo económico, por lo que no puede seguir siendo el eterno actor secundario, sino que hay que apostar por la innovación para liderar el turismo del futuro».

Moreno indicó que los resultados que presenta el sector hasta ahora son positivos y las previsiones excelentes. De hecho, el crecimiento en lo que va de año se ha cifrado en un 8 por ciento, el doble que la media de España, sobrepasando todas las expectativas y recuperando además dos mercados tradicionales como son el alemán y británico. Además, añadió que para este verano las previsiones son también muy positivas, a tenor de las reservas, con un crecimiento anual de un 3 por ciento en las pernoctaciones. Junto a las positivas previsiones estivales, también resaltó que «se presume un buen otoño y previsiblemente un buen invierno, con lo que se rompe la estacionalidad que limitaba el desarrollo del sector». A su juicio, «el turismo es un sector que hay que mimar y proteger y hay que abogar por diversificar la oferta más allá del sol y playa para acabar con la estacionalidad y configurar una oferta de calidad, contando también con el turismo de interior y potenciando el patrimonio natural, histórico y cultural que atesora Andalucía».

«El nuevo Gobierno está comprometido con los municipios, las pymes y los autónomos en el impulso de un turismo de calidad, diverso y moderno, que ponga en valor nuestro rico patrimonio», esgrimió el presidente. Además, señaló que hay que conjugar la oferta de interior y la costa, el turismo científico y cultural y puso de relieve la necesidad de impulsar la formación y la competitividad de los profesionales del sector. Moreno anunció también la próxima puesta en funcionamiento de una tarjeta única que facilitará el acceso de los visitantes a cerca de 200 espacios de interés histórico, cultural y artístico de Andalucía, lo que mejorará la calidad de la oferta turística.

Innovación y tecnología

El presidente andaluz tiene claro que la innovación y el avance tecnológico son factores fundamentales para el futuro del turismo andaluz y su objetivo es situar al sector a la vanguardia en el panorama internacional con una oferta de calidad y diversa. El mundo turístico está cada vez más relacionado con el desarrollo tecnológico, con la revolución de la sociedad de la información y de la comunicación. «Si desde este Gobierno no se apuesta por eso, nos quedaremos atrás», recalcó Moreno.

En este sentido, se refirió al plan de acción aprobado para el este año con 27 millones y 680 acciones previstas o el impulso al proyecto Andalucía Lab, una iniciativa que permitirá implementar el factor I+D y convertir Andalucía en referencia tecnológica aplicada al turismo.

El presidente autonómico puso de manifiesto que el objetivo principal pasa por posicionar a Andalucía como referente internacional en el mapa de la tecnología e innovación en el sector turístico y para ello es necesario dotar al sector de un impulso económico desde el Gobierno, lo que se refleja claramente en el respaldo que va a recibir en los presupuestos de 2019 con una cuantía que supera los 83 millones.