Málaga participa en Seúl en la cumbre de la OMT sobre destinos urbanos

María del Mar Martín Rojo, junto al secretario general de la OMT, en la cumbre de Seúl. :: sur/
María del Mar Martín Rojo, junto al secretario general de la OMT, en la cumbre de Seúl. :: sur

Martín Rojo asistió a este evento en el que se aportaron estrategias para que las ciudades no mueran de éxito y mejoren la gestión turística

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

La capital de la Costa del Sol avanza en su estrategia de crecer de forma sostenida. La concejala de Turismo y Promoción del Ayuntamiento de Málaga, María del Mar Martín Rojo, viajó a la capital coreana para asistir a la VII Cumbre Mundial de la Organización Mundial del Turismo (OMT) sobre Turismo Urbano, convertida en una plataforma única para discutir las cuestiones clave que configuran el futuro del turismo urbano en el contexto de la Agenda Urbana 2030. El periplo por Seúl se inició con una reunión con Gonzalo Ortiz, embajador de España en Seúl, con el objetivo de intensificar las relaciones turísticas y comerciales entre ambas ciudades. «Hemos explorado oportunidades que resulten mutuamente beneficiosas», dijo tras un encuentro en el que también participó el director de la Oficina Española de Turismo de Tokio, Magí Castelltort.

En esta cumbre de la OMT, se dio a conocer un informe que tiene como objetivo ayudar a gestionar el aumento de los flujos de turismo urbano y sus efectos en las ciudades y sus residentes. El informe, titulado '¿«Overtourism»? Comprender y gestionar el aumento del turismo urbano más allá de las percepciones', examina cómo gestionar el turismo en destinos urbanos en beneficio tanto de los visitantes como de los residentes.

Básicamente traza once estrategias y 68 medidas para ayudar a comprender y gestionar el aumento de visitantes. El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, explicó que «la gobernanza es clave. Abordar las dificultades que se le plantean al turismo urbano es una tarea mucho más compleja de lo que se suele reconocer. Hay que establecer una hoja de ruta sostenible para el turismo urbano e integrarlo en las cuestiones de interés de las políticas municipales». Pero, además, consideró clave «asegurarnos de que las comunidades locales comprendan y se beneficien de los aspectos positivos del turismo». En esta misma línea, Martín Rojo defiende la necesidad de que las medidas que se tomen en la ciudad deben hacerse pensando primero en el residente «porque si son buenas para ellos serán bien recibidas y compartidas por los viajeros».

Para la OMT es clave que «residentes comprendan y se beneficien de lo positivo del turismo»

El informe es el resultado de la colaboración entre la OMT, el Centre of Expertise Leisure, Tourism & Hospitality (CELTH) de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Breda y el Europa Tourism Futures Institute (ETFI) de la Universidad Stende de Ciencias Aplicadas.

Y es que desde la OMT se pone el foco en que el reciente crecimiento del turismo urbano exige que el sector garantice políticas y prácticas sostenibles que reduzcan al mínimo los efectos negativos del turismo en el uso de los recursos naturales, las infraestructuras, la movilidad y la saturación, así como su impacto sociocultural. Constatando que cada vez se dan más casos de actitudes hostiles de las poblaciones locales contra los visitantes, debido a la masificación, el ruido y otras cuestiones, que han llevado a la aparición de términos como 'overtourism' y 'turismofobia' en los medios. Los expertos dejaron claro que no existe una solución única para todos para lidiar con el 'overtourism'. «En cambio, el turismo debe formar parte de una estrategia de desarrollo sostenible por toda la ciudad», apuntó Ko Koens del CELTH y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Breda. De ahí que aunque no haya una receta mágica, este informe sí apuesta por recomendar una visión estratégica común para todas las partes interesadas: reconciliar a los residentes con los visitantes y adoptar una planificación cuidadosa que respete los límites de capacidad y las especificidades de cada destino.

Martín Rojo aseguró tener claro que Málaga aún tiene mucho recorrido y que para avanzar hay que planificar cada paso, tal y como se está haciendo en la ciudad de la mano de la iniciativa privada desde que la capital de la Costa inició su despegue turístico. Hoy la cita clave está en Bruselas, donde la concejala defenderá la nominación por parte de la CE de Málaga como una de las tres ciudades españolas a ser elegidas Capitales Europeas de Turismo Inteligente el próximo año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos