Lista de deseos del turismo para un año que llega con incertidumbres

Turistas se dirigen por la calle Alcazabilla, con sus maletas, hacia su alojamiento en la capital de la Costa del Sol. /SUR
Turistas se dirigen por la calle Alcazabilla, con sus maletas, hacia su alojamiento en la capital de la Costa del Sol. / SUR

Hoteleros, agencias, pisos turísticos, rentacar y chiringuitos formulan sus propuestas

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El turismo, el motor de la economía local, provincial y regional, dice adiós a un 2018 que pese a calificarlo de «bueno» no ha conseguido igualar al excepcional e histórico 2017. El nuevo año que acaba de arrancar viene marcado por distintos nubarrones que añaden incertidumbres e incógnitas por desvelar. Los responsables de los diferentes segmentos turísticos de la Costa del Sol formulan sus deseos para este 2019. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón Suñé, respondió de inmediato: «Pedimos igualdad en las condiciones para competir en el conjunto del sector de alojamiento. Las viviendas turísticas ofrecen el mismo producto que los apartamentos y similar a los hoteles, por lo que creemos que deben establecerse cambios para garantizar las mismas reglas de juego. Con el decreto actual es imposible».

Callejón Suñé también apuntó la necesidad de cambiar la promoción apostando por la microsegmentación para crear productos adaptados al viajero. Para ello, consideró necesario comenzar a trabajar con nuevas herramientas que permitan conocer mejor lo que el turista hace durante su estancia en el destino. «Sabemos mucho de sus hábitos a la hora de reservar y del seguimiento tras sus vacaciones, pero muy poco sobre lo que hacen durante el viaje. En estos momentos el cliente manda más que nunca y hay que saber lo que quiere y personalizarlo», dijo, para apuntar que tras un buen 2018, pese a que no se han logrado las cifras del ejercicio anterior, «esperamos que 2019 mantenga la senda de crecimiento».

Los segmentos turísticos coinciden en que despiden un 2018 bueno, pero que no ha conseguido igualar al histórico 2017

Por su parte, el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía, Carlos Pérez Lanzac, señala a este nuevo año como clave para que las administraciones tomen conciencia de la importancia de esta oferta de alojamiento, de forma que cambien el tono con el que se dirigen a este sector por muestras de apoyo. «2018 ha sido un ejercicio importante para la normalización de esta oferta tras la sacar de las principales plataformas 'on line' las viviendas vacacionales no registradas. También para establecer las bases de transparencia a nivel fiscal con el nuevo modelo 179. Este año tiene que ser el momento en que las administraciones se alineen con el mercado que está marcando que estos alojamientos son un modelo de éxito», dijo Pérez Lanzac, para reclamar también que no se den pasos en falsos con medidas contra el alquiler vacacional que acaban en los tribunales y que a la vista de las últimas sentencias del Tribunal Supremo dan la razón a las viviendas turísticas. «El sector ha madurado de forma rápida. En 2018 se ha producido un ajuste importante y se ha avanzado hacia la profesionalización y hacia un producto de nivel alto. Lo mejor han sido los logros en la lucha contra la clandestinidad», afirmó. Cabe destacar que hasta octubre del pasado año, la oferta de alojamientos reglados en la provincia –hoteles, apartamentos, viviendas turísticas, camping y casas rurales– ha crecido un 48,3%, es decir, hay en el mercado 30.583 alojamientos, que suman 332.097 plazas, lo que supone un aumento de casi el 20% en el último año.

Mantener el crecimiento

Las agencias de viajes ponen en el centro de su lista de deseos para 2019 se resuelvan los problemas en la distribución de las entradas a la Alhambra, un conflicto que provoca la pérdida de grupos de turistas de mercados lejanos de sumo interés para el destino malagueño y que al no poder garantizar la visita a este monumento optan por otros destinos.

El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Andalucía, Sergio García, se mostró contundente: «el tema de la Alhambra es nuestro principal problema. Por eso ahora que Juanma Moreno se perfila como nuevo presidente de la Junta de Andalucía es importante recordarle que adquirió un compromiso con nosotros de que si gobernaba acabaría con este sistema. Esperamos que cumpla su palabra porque el tema es de mucho calado. Es un asunto capital». García señaló que 2019 llega con nubarrones, algunos de ellos derivados de la incertidumbre que genera el cambio político o de la entrada en vigor del 'Bréxit'. «Esperamos que 2019 sea como el ejercicio que acaba de concluir, en el que cerraremos con una subida del 5% en las ventas, un ritmo menor al de 2017».

Los hoteleros piden igualdad para competir y el alquiler vacacional un mayor reconocimiento

Chiringuitos esperan acabar con la regulación y las agencias con el problema de la Alhambra

Los datos de este sector evidencian que han conseguido sobreponerse a la crisis y al cierre de negocios por la irrupción de portales 'on line'. En la actualidad hay 1.750 agencias de viajes en Andalucía, que emplean a 4.500 personas.

Disfrutar del sol y del mar sigue siendo el principal imán de turistas a la Costa del Sol. Los empresarios de sol y playa piden al 2019 que de una vez por todas se termine con el proceso de regulación de los chiringuitos, un asunto que sigue sin resolverse. Además, esperan de este ejercicio que mantenga la tendencia al alza en las ventas y que ante los diversos procesos electorales en ciernes «los políticos tengan sensatez para el que es el motor de la economía. El turista huye de la inseguridad y de la incertidumbre», señaló. Tras un 2018 positivo, pero no como el año anterior, confía en que nada haga cambiar esta trayectoria. Unos 400 chiringuitos dan vida a la costa, llegando a generar unos 20.000 puestos de trabajo en los meses clave del verano.

Otro segmento que va a más es el de los alquileres de coche sin conductor. La presidenta de la Asociación de Empresarios de Rentacar, Ana María García, en su lista de peticiones al 2019 incluyó que se resuelvan los problemas en el aeropuerto y que se ponga freno a los sistemas de ventas de las agencias 'low cost' que publicitan un precio y luego lo disparan con extras. «Pedimos un buen año. 2018 no ha sido malo, pero hemos bajado un 10% las ventas. Ha sido un ejercicio con muchas sorpresas», dijo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios de Centros de Ocio de la Costa del Sol, José María Yagüe, desea que el «pequeño bache de 2018 se allane. Hemos perdido entre un 3 y un 4% de visitantes. Esperamos que todo se normalice». También pidió que el 'Brexit' no afecte demasiado porque el 35% de los clientes son británicos. En la Costa hay unos 20 centros de ocio, que facturan 4 millones de euros y atraen a 3,9 millones de turistas. Arranca 2019 con una larga lista de deseos.