La Junta da el visto bueno al proyecto de hotel de cinco estrellas en La Equitativa

El hotel de cinco estrellas está proyectado en la base del edificio, mientras para la torre se plantea un cuatro estrellas. /SUR
El hotel de cinco estrellas está proyectado en la base del edificio, mientras para la torre se plantea un cuatro estrellas. / SUR

Esta actuación recibió la licencia de obra por parte de Urbanismo antes de contar con el informe favorable de Turismo, que fue comunicado ayer

PILAR MARTÍNEZ y JESÚS HINOJOSAMálaga

La Junta remitió ayer de forma oficial, porque de manera verbal lo comunicó el pasado día 15 de abril, el visto bueno al proyecto hotelero de cinco estrellas promovido por la sociedad Alameda Retail en la base del emblemático edificio de La Equitativa. Como ya avanzó SUR, el pasado 11 de abril, la Gerencia Municipal de Urbanismo concedió la licencia de obras para esta actuación el 1 de abril, pese a contar con un informe desfavorable de Turismo, si bien llegó fuera de plazo. Desde la Junta apuntaron que la empresa se ha avenido a cumplir las modificaciones al proyecto presentado para que cumpliera con la normativa de cinco estrellas. De ahí que el pasado 15 de abril comunicara de forma telefónica a Urbanismo el visto bueno al proyecto. Un trámite que ayer se remitió de forma oficial.

Con este informe favorable la sociedad Alameda Retail, tras la que se encuentra el grupo inversor Key International, con sede en Miami, una de las ramas de la familia madrileña Ardid-Villoslada, saga empresarial ligada desde hace décadas al negocio promotor, cuenta con todos los permisos para emprender la actuación que permitirá reconvertir en hotel la parte del conjunto de La Equitativa más próxima a la plaza de la Marina. El proyecto supondrá una inversión de más de siete millones de euros para la que se ha estimado un plazo de ejecución de unos 20 meses, casi dos años, según se reseña en el proyecto elaborado por el arquitecto José Antonio Aparicio, al que ha podido tener acceso este periódico. La intervención sobre el edificio ha sido dividida en tres fases. La primera de ellas consistirá en la realización de catas y demoliciones interiores para verificar el estado de la estructura del inmueble, que cuenta con protección arquitectónica de grado 1 y fue construido en los años cincuenta del pasado siglo en el solar de lo que fue el palacio de los marqueses de Larios, destruido en la Guerra Civil.

La segunda fase consiste en la rehabilitación y adaptación del edificio para su nuevo uso hotelero, y la tercera en la realización de un jacuzzi en la azotea, en la planta séptima. Según la resolución de la Gerencia de Urbanismo del pasado 1 de abril por la que se concede la licencia de obras para el hotel, únicamente están autorizadas por ahora la fase 1 y la 2, restando el jacuzzi para una siguiente aprobación.

La entrada principal a este establecimiento, que dispondrá de una marquesina, se realizará en la fachada hacia la Alameda Principal, donde también se habilitará un local comercial de 132 metros cuadrados que se podrá explotar de forma independiente del cinco estrellas, que dispondrá de un total de 88 habitaciones. La planta baja, que también tendrá un acceso por la fachada a la plaza de la Marina, recuperará su altura original al suprimirse entreplantas realizadas con posterioridad a la construcción del edificio y en ella se abrirá una cafetería que se sumará como oferta hostelera al restaurante previsto en la planta de ático.