La Junta se decanta por una nueva clasificación hotelera por puntos

Turistas toman el sol en la terraza de un hotel. /SUR
Turistas toman el sol en la terraza de un hotel. / SUR

Empresarios están a la espera de recibir el borrador del decreto que actualice la norma de 2004, tras los intentos de las dos últimas legislaturas

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La modificación del decreto que regula las exigencias a cumplir para determinar la categoría de un establecimiento hotelero en Andalucía parece el cuento de nunca acabar. En las dos legislaturas anteriores a la que ahora dirige el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, el cambio de esta norma fue uno de los objetivos, pero diversas circunstancias impidieron que la reforma prevista fuese aprobada.

De ahí que el pasado jueves, el presidente de Exceltur y vicepresidente de Meliá Hotels, Gabriel Escarrer, consideró urgente la actualización de este decreto, asegurando que con ello se impulsa el reposicionamiento de los destinos y se incentivan las inversiones. Escarrer defendió la norma de Baleares como una buena referencia, siguiendo la estela del sistema que ya aplican 16 países en Europa y que se basa en otorgar una serie de puntos en función de los servicios, experiencias y hasta la reputación 'on line' de los establecimientos.

Ahora, el nuevo equipo de la Consejería de Turismo ha retomado este asunto y trabaja en un nuevo documento. El presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, aseguró que están a la espera de que les remitan un borrador de la nueva clasificación hotelera de la que avanzó que «tiene como referencia Baleares, que se basa en el sistema de puntos de Hotelstars Union (HSU)«. Sánchez explicó que desde la CEA y la Federación de Hoteles de Andalucía se instó a los nuevos responsables de la Consejería de Turismo a que analizaran las clasificaciones europeas por puntos y la de Baleares, una de las cinco que ya en España han adoptado este sistema.

«La Junta está trabajando en ello y se ha decantado por el modelo de Baleares como referente. Esperamos que pronto nos remitan un borrador del documento para su análisis. Hay una gran expectación en el sector porque este decreto es una prioridad», aseguró Miguel Sánchez.

En este sentido, explicó que la nueva norma también recogerá la clasificación de cinco estrellas y de Gran Lujo, lo que permitirá que se pueda otorgar dichas categorías a numerosos proyectos que han abierto sus puertas con el vacío legal que existe en la actualidad.

Sobre los plazos para la aprobación de este decreto, Sánchez consideró que los empresarios confían en que «sea lo antes posible. En el menor tiempo porque hay empresarios que tienen parados proyectos de reformas de hoteles a la espera de conocer los detalles de la nueva clasificación con el objetivo de que las actuaciones que realicen les permitan mejorar de categoría. »Hay mucha ilusión en el sector hotelero que lleva años defendiendo la necesidad de cambiar la actual clasificación en la que la categoría hotelera se basa prácticamente en las dimensiones que deben tener las habitaciones o las zonas comunes para recibir, dos, tres o cuatro estrellas. Escarrer aseguró que en Baleares la clasificación por puntos y la disposición cuarta de la Ley de Turismo ha favorecido la inversión de 1.800 millones de euros en los últimos seis años.