El nuevo Gobierno andaluz señala al turismo como una prioridad y tiende la mano al sector

El nuevo Gobierno andaluz señala al turismo como una prioridad y tiende la mano al sector
Salvador Salas

El presidente de la Junta destaca los resultados históricos de 2018 y apunta planes para avanzar en competitividad

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZEnviada especial a Madrid

Rodeada de taxistas bloqueando las inmediaciones y de furgones policiales preparados para intervenir en cualquier momento, la Feria de Turismo de Madrid (Fitur) abrió ayer sus puertas con graves problemas en el acceso al recinto Ifema. Un caos que hizo que el nuevo presidente de la Junta, Juanma Moreno, llegase a este evento, donde tuvo lugar su primer acto institucional, en metro. Con una imagen de plena unidad con Juan Marín, líder de Ciudadanos en la región, vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Administración Local y Justicia, los líderes del nuevo gobierno andaluz inauguraron el expositor de la Comunidad que viene a acaparar prácticamente el pabellón 5.

Tras un primer baño de multitud, nada comparable al del recorrido oficial realizado más tarde, Moreno y Marín comparecieron para avanzar sus primeras estrategias para la industria que es el motor de la economía regional y de la creación de empleo. Las primeras declaraciones del presidente pusieron el foco en que este gobierno declara al turismo como «una prioridad» y en tender la mano a los empresarios, ayuntamientos y profesionales para trabajar conjuntamente en actuaciones que permitan a Andalucía seguir acrecentando su liderazgo turístico. En el marco de Fitur, Moreno hizo balance del pasado ejercicio destacando a 2018 como un «año de récord», en el que Andalucía recibió 30,6 millones de turistas, que dejaron en el destino 21.000 millones de euros, un 2,6% y un 1% más, respectivamente, que en el año anterior. Entre las cifras con signo positivo insistió en el crecimiento del empleo, en un 5,2%, por encima de la media nacional, hasta superarse la cifra de 400.000 trabajadores. El presidente, en varias ocasiones, hizo referencia a la experiencia y capacidad de los profesionales andaluces, poniendo como ejemplo que los establecimientos hoteleros ubicados en la comunidad alojaron en 2018 a 18,8 millones de viajeros, que generaron más de 53,2 millones de pernoctaciones, lo que ha supuesto un crecimiento respecto a 2017 del 1,9% y del 1,2%, respectivamente.

Con estos datos puso en valor la capacidad de esta industria para recuperarse de la crisis, pero también reconoció que muestra una ralentización en relación a los últimos dos años. Por ello, recalcó que «vamos a prestar una especial atención al turismo, una industria en la que tengo plena confianza y que tiene un gobierno amigo y leal que va a poner en primera línea de gestión a este sector». Avanzó que el objetivo prioritario es seguir creciendo buscando la excelencia, la mejora de la competitividad y la rentabilidad. Moreno Bonilla aprovechó para lanzar las primeras propuestas y dejar claro que si turismo se engloba en la vicepresidencia es para darle mayor rango a esta industria. «Queremos acrecentar el ritmo de crecimiento de este sector, que es líder absoluto en el mercado nacional, un turista que se ha convertido en objeto de deseo de todos los destinos ante el auge de mercados competidores», declaró.

Con un mensaje conciliador y ante una sala llena de prensa, empresarios, entre ellos el presidente de la CEA, Javier González de Lara, de alcaldes y de profesionales de diferentes segmentos turísticos, el presidente de la Junta desgranó algunas de las estrategias que quiere activar para avanzar en competitividad desde una calidad diferenciada. «Las nuevas políticas del gobierno serán cruciales para aplicar soluciones», dijo. Entre ellas, señaló la búsqueda de una «solución definitiva» para la legalización de los establecimientos hosteleros de playa o chiringuitos, que acumulan décadas con una inseguridad jurídica que les impide realizar inversiones para renovar una oferta gastronómica clave en un momento en que disfrutar de la cocina local es un atractivo turístico en alza.

También consideró importante poner en valor el turismo cultural, para el que planteó la creación de una Tarjeta Turística Cultural de Andalucía que integre toda la oferta cultural, patrimonial y turística de las ocho provincias y que proporcione diferentes ventajas y ofertas. Además de diseñar nuevos recorridos para los conjuntos culturales de la región, a los que se incorporará una recreación virtual. A esta apuesta sumó la de proteger y potenciar el flamenco, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, con la aprobación de una ley específica para el sector, y la celebración de un gran evento en 2022 con motivo del centenario del Primer Festival de Flamenco de la historia.

Hoja de ruta

En esta primera lista de propuesta incluyó la elaboración del Plan de Acción 2019, una hoja de ruta de la promoción del destino que afirmó debe «ser flexible para poder adaptarse con rapidez a posibles cambios internacionales, entre ellos los que se pueden producir con la entrada en vigor del 'Brexit'». Pero además, añadió un plan para reducir la estacionalidad, que consideró la principal lacra de los destinos de sol y playa, destacando el protagonismo de la Costa del Sol «abanderando su trayectoria como foco de atracción turística».

Moreno anunció que quiere crear unas comisiones de expertos para impulsar el turismo y eliminar trabas administrativas. En esta línea recordó que llevará a cabo medidas fiscales que beneficiarán a esta industria. «Andalucía cabalga en el éxito, pero hay que estar preparados para el impacto de nuevos factores. No venimos a demoler nada, pero creemos que se pueden hacer más cosas», dijo Juanma Moreno convencido de que Andalucía «es un destino imposible de superar».

Junto a él, Juan Marín respondió a varias preguntas e insistió en que el turismo «es una apuesta preferente de este gobierno». También, a instancias de la prensa avanzó que reforzará las actuaciones de inspección para hacer aflorar la economía sumergida y por hacer cumplir la ley a las viviendas turísticas. Seguidamente, ambos líderes del nuevo Ejecutivo andaluz se dieron un baño de multitud en su primer acto institucional: la apertura de Fitur.

Marín se estrena en Fitur reuniendo a la Mesa del Turismo

El líder de Ciudadanos en Andalucía, vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, tuvo un gran gesto con el sector turístico al decidir estrenarse en Fitur con una reunión de la Mesa del Turismo, en la que están representados los empresarios de la región y las centrales sindicales UGT y CC OO. En este encuentro Marín transmitió su firme propósito de trabajar conjuntamente con la iniciativa privada y de dar al turismo el protagonismo que merece por su peso en la economía.

En un expositor en el que se respiraba la expectación por conocer a los nuevos responsables de la Junta y sus propuestas, los empresarios se mostraron más tranquilos tras este primer contacto con el nuevo gobierno al que le transmitirán una lista de prioridades, que encabeza la necesidad de cerrar ya el plan de promoción para este año, destacó el presidente del Consejo de Turismo de la CEA, Miguel Sánchez, que valoró que Marín se estrenara convocando a la Mesa del Turismo para la que reclamó, junto a José Carlos Escribano, un impulso y protagonismo para acometer la transformación que tiene que encarar esta industria. Sánchez también instó a la necesidad de potenciar la marca Andalucía y de sumar sinergias entre destinos para ofrecer una región diversa y única.

Salvador Salas
Salvador Salas