Historias de éxito en el agroturismo en Málaga

Finca la Torre ofrece experiencias ligadas a la agricultura biodinámica y ecológica./Fernando Torres
Finca la Torre ofrece experiencias ligadas a la agricultura biodinámica y ecológica. / Fernando Torres

Cicerones Rurales publica una guía para convertir la agricultura en una experiencia

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

En Málaga hay sol, playa y una calidad hostelera referente en el ámbito nacional. Pero también hay decenas de municipios vinculados a la agricultura y a tradiciones labradoras que representan de principio a fin la historia de la provincia. Con el objetivo de que esa riqueza patrimonial se convierta en un reclamo para visitantes y extender así el auge de la Costa del Sol al resto de comarcas, Cicerones Rurales ha editado y publicado de forma gratuita una guía sobre el agroturismo en Málaga. En ella se recogen las técnicas comerciales, publicitarias y administrativas con las que convertir una explotación agrícola en un punto de interés turístico basado en la experiencia.

Casos de renombre como La Torre, Grupo Borgeños, Turismo Marinero, Molisur, la casa de la Cabra Malagueña o el Pastor del Valle se convierten en objeto de estudio

La publicación se divide en dos partes, explica la responsable del proyecto, Toñi Gallegos. Una primera de carácter técnico con el «paso a paso» para la orientación al sector turístico, y otra con diez casos «inspiradores». «Son verdaderas historias de éxito, y el interior de la provincia podría crear muchísimo empleo». La guía pretende animar a propietarios de explotaciones a dar el paso para contar sus propias historias como las que se recogen en la publicación.

Turismo Marinero

La Lonja del Puerto Pesquero de Estepona no solo recibe embarcaciones con las arcas llenas. Desde 2012, gracias al proyecto de Pedro y Sonia (él pescador, ella profesional del turismo), también recibe a visitantes. Turismo Marinero nació para mostrar de primera mano el trabajo en el mar, acercando la tradición milenaria a todo el mundo. Además, según explican los empresarios en la guía, también pretenden con su idea «dignificar» su forma de vida. Han conseguido crear una gran sinergia con todos los integrantes del puerto, y actualmente trabajan en exportar su modelo a otros puntos de España.

Grupo Borgeños

Desde 1990, una familia de El Borge trabaja por mostrar sus tradiciones ligadas a las pasas con denominación de origen. Desde hace cuatro años, Grupo Borgeños ofrece visitas a sus instalaciones que incluyen degustación de productos, así como conocer las diferentes técnicas que forman parte del proceso de elaboración de las pasas de Málaga: cribado, despalillado, picado y todo lo que envuelve esta técnica ancestral. Cuando en Grupo Borgeños decidieron dar el salto al agroturismo se asociaron con Rutas El Pasero, una empresa regentada por Ezequiel Moya, vecino también de El Borge, que gestiona las visitas.

Aceites Molisur

La familia Tirado lleva desde 2003 produciendo aceite de oliva virgen extra en Alhaurín el grande. Cuando decidieron construir una nueva almazara, tomaron la determinación de hacerla visitable desde los cimientos. La nueva sede de Molisur permite a colegios y grupos de turistas recorrer todo el proceso de producción mediante unas pasarelas elevadas sobre la planta. Además, instalaron un pequeño museo de la historia del aceite en el que se reconstruyó un molino de poleas centenario.

Casa de la Cabra Malagueña

Casabermeja ha conseguido convertir su patrimonio natural y ganadero en un referente del turismo agro. La Asociación de la Cabra Malagueña creó una actividad dirigida a la población adulta e infantil que incluye la posibilidad de diseñar a la carta y bajo demanda la jornada con sede en la antigua casa del Alguacil de la localidad, convertida en la Casa de la Cabra Malagueña. Toñi Trujillo es la responsable de las actividades, que van desde talleres de elaboración de quesos hasta degustaciones, integrados con el patrimonio de la localidad.

Finca La Torre

En Bobadilla se mezcla el proceso de elaboración del aceite ecológico con la historia ancestral de los terrenos en los que se ubica Finca La Torre (que recibe este nombre por una almenara del Reino de Granada que aún se conserva). Durante la visita, y a pie de árbol, podrán diferenciarse las cuatro variedades de olivos Hojiblanca, Arbequina, Cornicabra y Picudo que se encuentran en la finca, que aportan al aceite cualidades diferenciadoras. Además, el visitante puede conocer de cerca los procesos biodinámicos y sus componentes, elaborados con cuernos de cabra enterrados durante largos periodos que luego se utilizan de abono.

Harinera El Molino

La vinculación de Coín con la producción de harina es tan antigua como el propio municipio. Por eso Harinera El Molino está ubicada en calle Los Molinos, un rincón del pueblo en el que antaño había decenas de establecimientos como el que aparece en la guía. Fundada en torno a 1780, la harinera dio hace años el paso y se convirtió en un lugar donde vivir la experiencia de la manufactura tradicional de harina ecológica. En la última reforma crearon un espacio museístico con enseres centenarios y en el que tanto turistas como escolares pueden revivir el pasado coineño.

El Pastor del Valle

Antonio Vera y Pepi Burgos han dedicado largos años de su vida a diversificar hacia el turismo agro. En Alhaurín el Grande, un cuarto de siglo de experiencia en la elaboración del queso abren sus puertas al visitante, que puede conocer de cerca los procesos y la explotación caprina de la que se nutre la fábrica. Este caso está, además muy implementado en las redes sociales y en los perfiles de plataformas para viajeros.

A. Muñoz Cabrera Dimobe

La bodega Antonio Muñoz Cabrera Dimobe SL diversificó su actividad vitícola hacia la experiencia enoturística. Las particularidades de la producción del vino en la Axarquía centran la experiencia, que se ha desarrollado en colaboración con Enoexperience. Cuarenta hectáreas de viñas en Moclinejo son desde hace años el centro de una forma diferente de conocer el vino con paseos y talleres de producción.

Juanito Orange

La Finca Juanito Orange está ubicada en la antigua carretera que une Pizarra con Málaga. Sus instalaciones empezaron a coquetear con el turismo en el 1996 y que poco a poco han ido creciendo a ritmo considerable de visitas, llegando a recibir a más de 300 personas al día. Los cítricos y el compromiso de una humilde familia agricultura son las claves del éxito de esta explotación, que cosecha un renombre en el que muchos se inspiran para dar el salto al turismo agrícola.

Dehesa de Los Monteros

Dehesa de los Monteros produce y comercializa productos procedentes de Cerdos Bellota 100% Ibéricos. Todos sus cerdos 100% ibéricos están criados en el Valle del Genal. Chelo y sus hijos llevan desde 2006 trabajando en sus cerdos y en que tengan una alimentación cien por cien natural. En 2008, la empresaria empezó a ofrecer visitas a sus amigos, pero acabó diversificando hacia una auténtica experiencia porcina.

Objetivos, ventajas, virtudes y retos que todavía están por cumplir

Cada caso de éxito analizado en la guía de Cicerones Rurales incluye una ficha en la que se analizan los motivos del éxito. Desde el enclave, la originalidad de la experiencia hasta el compromiso de las familias, pasando por las estrategias de comunicación. Pero también se referencian puntos a mejorar y retos para el futuro que están por cumplir.

En muchos casos, estos desafíos pasan por la digitalización de la oferta, aunque algunas empresas destacan, precisamente, por su presencia en la red. Para otros, el verdadero desafío es aumentar el número de visitas para hacer más rentable el proyecto, ya que pese a que en la mayoría de explotaciones supone una actividad paralela a la principal, la inversión para convertirse en una experiencia turística es elevada. Otros todavía necesitan crear mayores sinergias con empresas de la zona para alcanzar al máyor público posible.

En la guía también se recogen los retos encontrados durante el proceso:dificultades para compaginar actividades, el recelo de la población local, falta de manejo en las redes sociales, conflictos con las agencias de viajes y dimensiones reducidas de las explotaciones. Todas se pueden solventar.

 

Fotos

Vídeos