Un grupo quiere reflotar como hotel el antiguo Incosol de Marbella, cerrado desde 2013

Estado actual del exterior del antiguo Incosol. /Josele-Lanza -
Estado actual del exterior del antiguo Incosol. / Josele-Lanza -

Vinculado a la filial con la que el Sabadell adquirió en 2017 el inmueble, ha mantenido contactos con el Ayuntamiento para conocer la viabilidad urbanística de la iniciativa

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Es uno de los edificios históricos del turismo en Marbella, lleva cerrado desde 2013, y por él pasó durante años lo más granado del famoseo que aterrizaba en Marbella. Ahora, cinco años después de que se cerraran definitivamente sus puertas tras entrar en concurso de acreedores con sus últimos propietarios, algo empieza a moverse en el magno establecimiento ubicado en la zona Este de la localidad, rodeado de jardines y con unas vistas inmejorables. Según ha podido saber este periódico, Hotel Value Added Primera, vinculada a la filial con la que el Grupo Sabadell adquirió en 2017 el edificio, estudia la viabilidad del reflote del inmueble como hotel. Para ello, ha iniciado contactos con la Administración local para, en primera instancia, ver las posibilidades que desde el punto de vista urbanístico tendrían los planes que se manejan y que pasarían, en principio, por un proyecto hotelero sin el uso sanitario que tuvo el emblemático Incosol.

Si bien aún no habría llegado hasta el Ayuntamiento un proyecto concreto sí se ha empezado a estudiar desde el área de Urbanismo el planteamiento de los inversores. De entrada, el uso exclusivamente hotelero obligaría a una modificación de elementos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente, el de 1986. De momento se está estudiando técnicamente el caso.

Las fuentes consultadas por este periódico subrayan que el plan urbanístico, en su memoria, recoge que este suelo «no formaría parte del modelo sanitario del municipio», lo que abriría la puerta al cambio planteado. En cualquier caso y con el objetivo de conocer la viabililidad de la idea expuesta ante la Administración municipal, los inversores no se la juegan y han recurrido para esas gestiones a quienes mejor conocen el plan urbanístico vigente, el propio equipo redactor del PGOU del 86.

Desde su cierre en el año 2012 y tras muchos avatares en los juzgados, el pasado año era el Grupo Sabadell, través de una filial inmobiliaria, quien se hacía con la propiedad del inmueble y de la marca. Hace sólo unas semanas las puertas del antiguo hotel volvían a abrirse para despejar las instalaciones de todo el mobiliario y enseres que se mantenían intactos desde el cierre y que han sido donados a Cáritas. De hecho, ha sido posible ver y hasta comprar algunos de esos muebles, que la organización humanitaria puso a la venta en su Bazar de Navidad.

La propiedad se ha desprendido en las últimas semanas del mobiliario del establecimiento, que ha donado a Cáritas

El legendario spa de la jet set de la década de los 70 y 80 en Marbella (por el que pasaron, entre otros, Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor o Sean Connery, Rainiero de Mónaco y Camilo José Cela), cerró en 2013 una de las páginas más tristes de su historia desde que abriera sus puertas en 1973. El fracaso de la etapa de gestión en manos del grupo Jale acabó en concurso de acreedores y un juez ordenaba el cierre definitivo dejando en la calle a una plantilla de 130 trabajadores. En pleno proceso concursal un grupo belga llegó a lanzar una oferta por Incosol para derruirlo y construir un complejo residencial. La sociedad propietaria recurrió en el juzgado contra dicha oferta, que no fructificó. Finalmente, uno de los acreedores, el Sabadell, se hizo con el establecimiento hace un año.

De llegar a buen puerto los planes del grupo inversor interesado en recuperar el inmueble –aún en fase muy embrionaria– Marbella podría incluir en su lista de nuevos establecimientos de lujo al mítico Incosol después del desembarco de la prestigiosa Four Seasons, la llegada del W Marbella o la reapertura del antiguo establecimiento Don Miguel constatando así el interés creciente por invertir en la ciudad, especialmente para la dotación de nueva infraestructura turística.

Segundo clásico en vías de recuperación

NIEVES CASTRO. Incosol es el segundo hotel clásico de Marbella que encara la vuelta a la actividad después de que este pasado mes de abril se pusiera la primera piedra para la reforma del antiguo Don Miguel. Inaugurado en 1975, cerrado en 2004 y adquirido en 2012 por la empresa de capital árabe Magna Hotels & Resorts, Don Miguel afronta en estos momentos la fase de construcción de nuevos equipamientos. La propiedad, que invertirá casi 72 millones de euros en la reforma, ha mantenido la estructura original de tres cuerpos del edificio, pero está reconvirtiendo su interior totalmente, dotándolo además de varios restaurantes, bares, un spa y un centro de negocios y eventos con capacidad para un millar de personas. El proyecto tampoco descuida los exteriores donde se prevén 60.000 metros cuadrados de instalaciones deportivas. El grupo francés Club Med, la empresa de centros turísticos 'todo incluido' de alta gama más grande del mundo, gestionará el establecimiento, que se dirigirá al público familiar.

El hotel que operará 11 meses al año ya se promociona en la web de Club Med como «ideal para familias con niños a partir de 4 meses». De hecho, la inauguración está prevista para julio de 2019. Tendrá 485 habitaciones repartidas en 14 plantas, lo que lo convertirá en el hotel con más camas de Marbella, cerca de mil.

 

Fotos

Vídeos