El Gobierno avanza una línea de 100 millones a comunidades para mejoras del destino

La ministra Reyes Maroto, durante la presentación del balance de 2018./
La ministra Reyes Maroto, durante la presentación del balance de 2018.

La ministra hace balance de 2018 y apunta que es el sexto año de récord en llegadas de turistas extranjeros, con un aumento del 0,9%

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Más dinero para promoción y para la reconversión de destinos turísticos. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, hizo ayer balance de la evolución del sector y señaló a 2018 como el sexto año de récord en llegada de turistas extranjeros. En una comparecencia en la que desgranó las grandes cifras de esta industria, avanzó también los datos de referencia de los nuevos Presupuestos Generales, que incluyen una partida de 100 millones de euros en una línea de préstamos para las comunidades autónomas con el fin de llevar a cabo actuaciones de reconversión y mejora de los destinos. Maroto precisó que a esta cifra se suman además 22 millones en ayudas a la inversión. «Los presupuestos contemplan un incremento del 4%, alcanzado 88,7 millones de euros para Turespaña y 82 millones en una línea ICO destinada a la renovación de empresas turísticas», precisó. La ministra destacó el crecimiento de las partidas en publicidad y acciones de promoción exterior, que alcanza los 34,6 millones de euros; el monto de apoyo a la innovación tecnológica, que aumenta hasta los 4 millones, un 15% más; y 12,5 millones para la finalización de los Paradores en construcción. En total, esta cartera dispondrá de 316 millones de euros con los retos de potenciar nuevas líneas de actuación como el apoyo a la innovación tecnológica, acciones de promoción en el exterior o potenciar nuevos modelos de planificación y gestión para el desarrollo sostenible e inteligente de destinos turísticos.

Sobre la evolución de esta industria, explicó que mientras que el año pasado la llegada de turistas internacionales aumentó hasta los 82,6 millones, un 0,9% más, el gasto total realizado por estos viajeros se prevé que alcance los 89.678 millones, lo que representa un incremento del 3,1% respecto al año anterior. Unas cifras que advierten de avanzar en este cambio de modelo en el que los destinos consiguen mejorar sus ingresos con casi los mismos visitantes del ejercicio pasado. Y es que la ministra detalló que el gasto medio por turista experimentó entre enero y noviembre de 2018 un crecimiento del 2,2% y llegó a los 1.082 euros por persona, situándose en los 147 euros con un incremento del 6,4% respecto a 2017.

El turismo se consolida como motor de empleo, con 100.000 nuevos trabajadores en 2018

Maroto apuntó buenas perspectivas para este ejercicio, pese a incertidumbres que siembran la preocupación como es el 'Bréxit'. La ministra puso el foco en el que la industria turística española continúa avanzando a velocidad de crucero y se anotó en 2018 su sexto récord anual consecutivo, tanto en llegadas de viajeros internacionales como en el gasto total realizado por éstos, que rozó los 90.000 millones de euros, lo que supone en torno al 7,5% del Producto Interior Bruto (PIB). Y todo ello pese al pesimismo que había al comienzo de otoño por la caída de dos puntos en la afluencia de visitantes extranjeros registrada entre junio y agosto.

Tras un verano realmente malo para el sector, la recuperación turística en el último trimestre del año hace pensar que esta actividad sí ha podido terminar 2018 creciendo a un ritmo parecido al del PIB, pendiente de los datos definitivos que publique el INE. Y es que la ministra de Industria, Comercio y Turismo sólo avanzó la estimación oficial del resultado general, sin entrar en mayores detalles hasta la publicación de los datos del INE.

A juicio de la ministra, las cifras «son buenas, reflejan un nuevo récord histórico y permiten mantenernos como principal destino mundial, a la vez que nos animan a seguir trabajando para la consolidación de los flujos y para potenciar un turismo de valor añadido». También destacó que el sector sigue suponiendo un motor para el empleo, con un incremento cercano a las 100.000 nuevas colocaciones; así, en términos de afiliados a la Seguridad Social las actividades turísticas suponen ya el 12,2% del total.

Hasta noviembre Reino Unido y Alemania seguían como principales mercados emisores de viajeros con destino a España (35% entre ambos), pese a sus descensos anuales del 2% y el 4,7%, respectivamente. Francia, tercer mejor cliente, evolucionó al alza, con un 0,7% más. Los principales aumentos, no obstante, se registraron en los viajes con origen en Estados Unidos (10,9%), Portugal (10,2%) y Rusia (5,8%).

Buenas perspectivas

De cara al nuevo año, las perspectivas del sector se presentan «buenas» pese a los efectos negativos que pudiera tener un 'Bréxit' duro, las elecciones europeas de mayo y posibles cambios legislativos en España. Al menos, esa es la opinión del director general de Turespaña (organismo dependiente del Ministerio), Héctor Gómez, que abogó por mantener los planes turísticos actuales y «confiar» en ellos pese a que los comicios autonómicos de primavera puedan generar alguna incertidumbre por posibles cambios de titularidad en las diferentes administraciones regionales.

El récord turístico ha venido acompañado de otro máximo anual en la cifra de pasajeros que pasan por los aeropuertos españoles. El lunes lo confirmó AENA, la empresa semipública (el Estado aún controla el 51% de las acciones) que gestiona esa red, que destacó que se trata del mejor saldo de tráfico de su historia. En total, 263,7 millones de viajeros utilizaron alguno de sus aeródromos en 2018, un 5,8% más que en el ejercicio precedente.