A por el disputado turista nacional

Susana Díaz, con el consejero de Turismo hoy en la inauguración de Fitur 2018./Salvador Salas
Susana Díaz, con el consejero de Turismo hoy en la inauguración de Fitur 2018. / Salvador Salas

Fitur abre hoy con un millar de empresarios andaluces compitiendo con 165 destinos por el viajero español

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMadrid Enviada especial

La 38.ª edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), que hoy inaugurarán los Reyes de España, es este año algo más que el mayor escaparate al mundo de la oferta turística. Se trata de una cita vital para recuperar el mercado español, en un momento en que el despertar de destinos competidores del Mediterráneo obliga al sector a garantizar la fortaleza del cliente nacional, ahora de capa caída y hasta hace unos años salvavidas de esta industria. El mayor evento del turismo en España arranca en medio del debate sobre el impacto de la digitalización para ser más competitivos, la turismofobia o cómo crecer de forma sostenible o las nuevas formas de alojamiento, con las viviendas turísticas en el punto de mira. Un panorama que evidencia que el sector está en plena transformación, lo que alienta a un mayor desembarco de empresarios. Un millar de profesionales del turismo de las ocho provincias andaluzas se lanzan desde hoy a competir, en el recinto ferial Ifema, con los 165 países que quieren también ampliar su trozo de la tarta del turismo español.

Representantes del Ayuntamiento de Málaga, hoy en Fitur.
Representantes del Ayuntamiento de Málaga, hoy en Fitur. / Salvador Salas

Más...

Los Reyes de España inaugurarán una edición, en la que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, respaldará al sector y presentará en este evento los resultados del turismo andaluz, así como avanzará las previsiones para este ejercicio, tras lo que compartirá con los empresarios y responsables de las distintas administraciones consideraciones sobre el devenir de esta industria durante la inauguración del expositor. Andalucía vuelve a ser la comunidad que dispone de un mayor espacio en Fitur, con 5.300 metros cuadrados en los que este año ha dado un giro en su presentación con un renovado diseño en el que se quiere dar un mayor protagonismo a la innovación, la apuesta por las nuevas tecnologías, y por la diversidad y singularidad de su oferta, dedicando un espacio central al sol, la playa, la nieve o la gastronomía. El reto es recuperar el mercado nacional, en el que Andalucía es el destino líder. «El pabellón andaluz presentará un nuevo concepto, con una imagen renovada, cien por cien accesible, modificando su distribución interior, con un mayor carácter interactivo y tecnológico, y centrando el protagonismo en una oferta segmentada», explicó el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández.

En medio del debate sobre digitalización, turismofobia y nuevas formas de alojamiento, el sector necesita más que nunca ganar turismo local

Los Reyes, esta mañana en Fitur.
Los Reyes, esta mañana en Fitur.

Dentro de este espacio, la Costa del Sol dispondrá de una zona en la que se sucederán las presentaciones de productos e iniciativas turísticas de la provincia, con una docena de actos programados en la jornada de hoy. Este destino llega a Fitur con el aval de haber obtenido en 2017 un total de 5,1 millones de turistas nacionales a la provincia y con una completa agenda de actividades, con unas 60 citas profesionales y con la compañía de unos 150 empresarios. Casi el doble de los que acompañan a Málaga en el expositor propio con el que desembarca el Ayuntamiento de la capital en la feria.

Las cifras

65.500
son los metros de la superficie expositiva de una edición de Fitur que crece un 4% más.
250.000
son los profesionales y visitantes que espera atraer el que está considerado uno de las tres grandes citas de turismo del mundo.

Hoy Turismo Costa del Sol tiene previsto llevar a cabo un evento singular centrado en la moda y la gastronomía, que marcará el inicio de presentaciones como las citas deportivas que generarán un importante impacto turístico en este 2018, entre ellas la Vuelta a España, que arrancará desde la capital y celebrará sus cuatro primeras etapas por la provincia, y la eliminatoria de la Copa Davis entre Reino Unido y España, que albergará Marbella. La quinta edición de Málaga Gastronomy Festival, una cita que suele superar los 60.000 asistentes, y el flamenco, como una de las columnas vertebrales culturales de la Costa del Sol, serán algunos de los reclamos con los que ganar terreno en el mercado nacional.

Vista que evidencia el cambio radical de diseño del estand de Andalucía.
Vista que evidencia el cambio radical de diseño del estand de Andalucía. / Héctor Barbotta

Ayer los expertos, reunidos en el Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur, ya advirtieron de que el sector tiene que comenzar a tocar nuevas claves para seguir cosechando éxitos y luchando contra la temida turismofobia, así como liderando la captación de nuevas generaciones de turistas que tienen como denominador común estar hiperconectados. El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, subrayó, durante la inauguración del foro de excelencia turística Exceltur, la importancia que tienen las inversiones para gestionar la cada vez mayor llegada de turistas a España y evitar la denominada «turismofobia», que calificó de «vandalismo y ataques sin razón al sector turístico». Nadal recordó el gran crecimiento que ha tenido el turismo en España, que ha pasado de recibir 75 millones de turistas en 2016 a 82 millones en 2017, siete millones más en sólo un año. «Ahora eso hay que gestionarlo y habrá que seguir incrementando las inversiones públicas y privadas, como se ha venido haciendo en los últimos años», dijo, para indicar que el Gobierno ha reforzado los servicios y las comunicaciones para atender ese aumento de turistas. Si bien reconoció que pese a las inversiones, privadas y públicas, ha habido momentos puntuales de «congestión» turística.

En este sentido, el consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, calificó de «un crecimiento insostenible» haber pasado en cuatro años de registrar 60 millones de llegadas turísticas en España a cerrar 2017 con 82 millones de visitantes internacionales, un 40% más. «Mientras tanto, en los últimos cuatro años, las plazas hoteleras en el país han aumentado solamente un 1,8%», dijo para culpar a los alojamientos turísticos de provocar la «masificación en los principales destinos».

Zurab Pololikashvili, Secretario General de la OMT, señaló que la respuesta a la saturación pasa por las políticas locales y la diversificación de las actividades de los turistas. «Es necesario crear empatía con la sociedad, poner en valor el turismo, gestionar adecuadamente la presión turística y los flujos de las ciudades de éxito, así como legislar con rapidez», apuntó. La gestión del crecimiento y la digitalización son los grandes desafíos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos