Los diez mandamientos que todo viajero debe conocer cuando viaja en avión

P. MARTÍNEZ MÁLAGA.

2018 no ha sido un buen año para los turistas que han viajado en avión. Airhelp, la plataforma 'online' que ayuda a los viajeros en todas las compensaciones por retrasos, cancelaciones o denegaciones de embarque de las compañías aéreas, ha asegurado que ha sido el peor año en Europa en términos de interrupciones de vuelos, con un número récord de viajes retrasados y cancelados. Ante esta circunstancia, Airhelp ha dado a conocer lo que ha llamado como los diez mandamientos que todo viajero debe conocer al volar. El primero de ellos es el derecho a ser cuidado, es decir, cada vez que un vuelo se retrasa o se cancela implica que tienen unos determinados derechos. En el caso de que el pasajero se encuentre dentro del avión y su vuelo se retrase más de dos horas, la tripulación de la aerolínea tiene que proporcionarle agua y aire acondicionado. Cuando el retraso supere las cinco horas, al pasajero se le permite abandonar el avión y volver a la puerta de embarque. Si el vuelo se retrasa más de dos horas y el pasajero se encuentra en la puerta de embarque la aerolínea está obligada a proporcionarle comida, bebida y acceso a telecomunicaciones. También tiene derecho a un hotel si la salida del vuelo se retrasa hasta pasada la medianoche y esto implica que el pasajero tiene que hacer noche para esperar a un vuelo alternativo, la aerolínea debe ofrecer una habitación de hotel y el desplazamiento tanto de ida como de vuelta al aeropuerto. También tiene derechos sobre su equipaje, con una compensación económica en caso de que su maleta se retrase, se pierda o se dañe. Y sobre las respectivas mascotas. En este caso, advierte que la tripulación no puede obligar a un pasajero a guardar a su mascota con el equipaje de mano. Mientras que las mascotas más grandes tienen que viajar como equipaje facturado. También tienen derecho los pasajeros por lesiones, con una compensación económica que puede llegar hasta 121.244 euros.

Al viajero le amparan también los derechos de ofrecer y ser ayudado, de ser compensado si se le deniega el embarque de entre 250 hasta 600 euros por persona, además de ser reubicado en un vuelo alternativo o a recibir un reembolso por su billete, y a viajar en las mismas condiciones que otros ciudadanos si tiene una discapacidad o movilidad reducida. El derecho a reclamar y a obtener una indemnización según establece la norma.

 

Fotos

Vídeos