La OMT destaca el tirón del turismo gastronómico para luchar contra la despoblación

P. M. MÁLAGA.

El turismo gastronómico como motor para impulsar las economías locales y luchar contra la despoblación. Con motivo del 5º Foro Mundial de Turismo Gastronómico de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que se ha celebrado en San Sebastián, Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, afirmó: «El turismo gastronómico constituye una oportunidad de fomentar el crecimiento económico local y de luchar contra la despoblación. Se trata de una forma de implicar a muchas capas sociales en el desarrollo. El amplio espectro del turismo gastronómico lo convierte en un aliado de la inclusión social. Tiene especial potencial para empoderar económicamente a los grupos más vulnerables, tales como mujeres, jóvenes o comunidades indígenas y rurales».

Alrededor de 500 participantes de 90 países, entre ellos una delegación de la ciudad de Málaga, liderada por la concejala de Turismo, María del Mar Martín Rojo, se han dado cita en el Basque Culinary Center (BCC). En un edición centrada en el aporte del turismo gastronómico a la creación de empleo y a la promoción del emprendimiento, el director de este centro, Joxe Mari Aizega, destacó la importancia de capacitar adecuadamente a los profesionales y desarrollar las habilidades necesarias, así como atraer y retener talento. «Este es un desafío clave, considerando que la gastronomía se ha convertido en un sector estratégico para muchos países, contribuyendo a la generación de riqueza y empleo, creando valor en todos sus niveles y promoviendo países y destinos».