Decálogo de prioridades del sector turístico para el nuevo Gobierno

Grupo de turistas por el Centro de Málaga. /SUR
Grupo de turistas por el Centro de Málaga. / SUR

El Consejo de Turismo de la CEA advierte de que la evolución de la industria «está condicionada por las políticas públicas»

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El turismo plantea sus prioridades al nuevo Gobierno, al que reclama que considere a este industria como sector estratégico dándole el protagonismo acorde a su peso en la economía en el nuevo organigrama de la Junta de Andalucía. Esta es la primera reivindicación de un decálogo de actuaciones señaladas por el Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), en un documento en el que además advierten de que exigen premura en su ejecución y de que la evolución de esta industria «está condicionada por la práctica totalidad de políticas públicas».

En el decálogo que este consejo analizará el próximo martes, para su posterior traslado a la Junta de Andalucía, y al que ha tenido acceso este periódico, se advierte de la necesidad de «instaurar un marco preferente, cualificado y permanente de diálogo y colaboración, una nueva Alianza por la Industria Turística en Andalucía que refuerce la función de la Mesa de Turismo, y al que cabría incorporar puntualmente a la FAMP para desarrollar una estrategia contra la estacionalidad, la concentración y sostenibilidad turística, teniendo en cuenta el urbanismo y el crecimiento ordenado y equilibrado».

También se señala como asunto de relevancia dar un giro en las políticas de promoción turística. «Tanto en su diseño, gestión y seguimiento, donde la colaboración con el sector y administraciones periféricas sea una de sus señas de identidad. Necesitamos una nuevo marco de marketing marcado por tres R: Recursos, Retorno y Relación», precisan. Entre las asignaturas que han quedado pendientes apuntan la aprobación del Plan de Acción de este año, es decir, la hoja de ruta de la promoción del destino. A lo que añaden desarrollar un plan específico para China y segmentos y productos como el turismo gastronómico, cultural, deportivo y grandes eventos o nueva náutica. En este sentido, consideran necesario poner en marcha un proyecto de fomento de la conectividad aérea, a sabiendas de que para conquistar nuevos mercados es clave contar con vuelos directos con los mismos.

El decálogo de propuestas de la CEA también plantea que, ante el nuevo escenario turístico, sería importante abordar un plan integral para impulsar la competitividad de las empresas y de los destinos, a fin de contribuir a la generación de riqueza y empleo. Asimismo, para diversificar la oferta y crear valor añadido para los turistas, así como mejorar las infraestructuras de las instalaciones hoteleras y de la restauración, consideran importante activar un Plan Renove, con mecanismos de financiación eficientes y dotados de presupuesto.

Conscientes de que una de las palancas de cambio es la digitalización y la necesidad de estar a la vanguardia en innovación, el Consejo de Turismo propone impulsar la formación en nuevas tecnologías y el Big Data. «Para lo que se antojan vitales las escuelas de hostelería, los planes de formación y Andalucía Lab», detallan.

En cuanto al marco normativa señalan como prioridades la nueva clasificación hotelera por puntos, así como la actualización de la normativa de viviendas de uso turístico de apartamentos y de camping. En el documento se plantea, respecto a los destinos y productos turísticos, la relevancia de impulsar políticas y nuevos planes de grandes ciudades, municipios turísticos, clubs de productos, así como resolver problemas acuciantes para el conjunto de este sector como es el tema de la distribución de las entradas a La Alhambra, que está provocando la pérdida de grupos de viajeros de mercados lejanos de sumo interés para el sector y de congresos e incentivos. Por último, insisten en «avanzar, con la implicación de todas las administraciones, en la lucha contra la clandestinidad y la competencia desleal».

Noticia relacionada