El crucero de los millonarios, 'The World', ya está en Málaga donde permanecerá hasta mañana

Vista del crucero 'The World', en el Palmeral de las Sorpresas. /Salvador Salas
Vista del crucero 'The World', en el Palmeral de las Sorpresas. / Salvador Salas

Este barco, en el que los pasajeros son propietarios de sus camarotes, es el tercer año consecutivo que elige el puerto de esta ciudad

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El conocido como crucero de los millonarios, el exclusivo 'The World', ya está en Málaga. A las dos de la tarde del lunes atracaba en el Palmeral de las Sorpresas este barco que es la referencia mundial del lujo. Procedente de Barcelona, permanecerá en la capital de la Costa del Sol hasta el martes por la tarde, jornada en la que partirá hacia Cádiz. Es poco habitual en los viajes por alta mar que se pernocte en el puerto, pero este buque no es un crucero al uso. De hecho el año pasado amplió su estancia en la capital de la Costa hasta tres días porque sus exclusivos pasajeros precisaban de más tiempo para disfrutar del destino, al coincidir la escala con el Festival de Cine.

Este barco, con 165 departamentos privados y con la particularidad de que sus pasajeros son también los propietarios de los camarotes en los que viajan y en los que establecen su residencia temporal, está considerado uno de los más lujosos y de los que cuenta con un pasaje de mayor poder adquisitivo. 'The World' lleva tres años consecutivos eligiendo Málaga como uno de sus destinos mundiales, y de los pocos en los que pernocta.

El crucero, diseñado por los noruegos Petter Yran y Bjørn Storbraaten y con un coste estimado de 300 millones de euros, realizó su viaje inaugural en 2002. Desde entonces son los propios viajeros los que eligen los puertos a los que quieren viajar y los días que pretenden permanecer en el destino. Málaga es para esta naviera exclusiva, que sólo dispone de este barco y que recorre todo el mundo, un punto importante dentro de su itinerario. El barco tiene 196 metros y los pasajeros pagan cifras astronómicas que oscilan entre uno y más de seis millones de euros –excluidos los costes de viaje, manutención y mantenimiento– por adquirir uno de estos apartamentos, o entre mil y cuatro mil euros diarios por alquiler. A bordo, todo es opulencia en las doce cubiertas de este buque, en cada una de sus terrazas, estancias, piscinas, boutiques, restaurantes o canchas de tenis. A la vista está que Málaga sigue teniendo mucho que ofrecer a estos potentados de los más dispares rincones del mundo.