La Costa del Sol vuelve a la senda del crecimiento turístico

Hoteles en primera línea de playa en Torremolinos. /SALVADOR SALAS
Hoteles en primera línea de playa en Torremolinos. / SALVADOR SALAS

Julio se cerró con un 2,8% más de pernoctaciones que el mismo mes de 2018 y el 81,7% de las habitaciones ocupadas en los 609 establecimientos abiertos

Nuria Triguero
NURIA TRIGUEROMÁLAGA

Pese al nerviosismo que se apoderó a principios del mes de algunos hoteles por la lentitud de las reservas, la Costa del Sol ha cerrado un julio para enmarcar a nivel turístico, con notables crecimientos de pernoctaciones, viajeros alojados, ocupación y personal empleado en los hoteles. Todo parece indicar que este verano se ha retomado la senda del crecimiento turístico después del frenazo que supuso 2018 para la industria turística malagueña.

La Encuesta de Ocupación Hotelera publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que este mes de julio, los 609 hoteles que estuvieron operativos en la provincia de Málaga vendieron 2.504.019 pernoctaciones, un 2,84% más que en el mismo periodo de 2018 y un 1,1% más que en el de 2017, que fue récord. El número de viajeros alojados en estos establecimientos creció incluso a mayor ritmo: un 7%, alcanzándose los 646.966. La ocupación media fue del 76,1% de las plazas y del 81,7% de las habitaciones, lo que supone un aumento de más de un punto porcentual frente al 74,8% y 80,2% registrados en el mismo mes de 2018. Además, aumentó un 7,3% el empleo generado por los hoteles malagueños, con 1.242 personas más en nómina que hicieron un total de 18.223 trabajadores. El número de establecimientos abiertos se redujo de 614 a 609, pero el total de habitaciones ofertadas aumentó de 44.567 a 45.327.

La Costa del Sol tiene que dar las gracias al turismo nacional por este nuevo tirón de la demanda. Y es que las pernoctaciones de veraneantes españoles aumentaron nada menos que un 12% en los hoteles malagueños durante el mes de julio, mientras que los extranjeros redujeron ligeramente sus estancias (un 1,3%).

Málaga aportó el 37% del total de pernoctaciones registradas en toda Andalucía durante el mes de julio: 6.752.696, cifra que supone una subida de un 2,7% respecto al mismo mes de 2018. El número de viajeros a nivel regional se incrementó un 5,8% al registrarse 2.067.891 viajeros.

Andalucía tenía el pasado mes de julio 2.684 establecimientos abiertos (17 menos respecto al mismo mes del año pasado), con 308.437 plazas estimadas, un 1,07% más que en el mismo mes de 2018. El grado de ocupación por plaza fue del 67,6%; y del 72,4% en fin de semana.

Los establecimientos hoteleros andaluces emplearon a 48.051 trabajadores en el mes de julio, frente a los 45.850 del mismo mes del año anterior.

En Andalucía, la facturación por habitación ocupada (ADR) fue de 108,55 euros de media, mientras que los ingresos por habitación disponible (RevPar) fueron de 77,84 euros.

En España

A nivel nacional, las pernoctaciones en los hoteles españoles se incrementaron un 1,6% en los siete primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2018, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Sólo en el mes de julio los hoteles españoles registraron más de 43,2 millones de pernoctaciones, lo que supone un 1,1% más que en el mismo mes de 2018. Es el cuarto mes consecutivo en el que aumentan las pernoctaciones hoteleras.

El aumento interanual de las pernoctaciones en julio se debe a la subida en un 4,7% de las pernoctaciones realizadas por los españoles, ya que las efectuadas por los extranjeros retrocedieron un 0,6%.

La estancia media bajó en el séptimo mes del año un 2,1% respecto al mismo mes de 2018, situándose en 3,6 pernoctaciones por viajero.