La Costa del Sol es el tercer receptor de España de turismo de salud

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

España es la segunda potencia mundial en recepción de turistas, pero no ocupa el mismo puesto en turismo de salud, un segmento que está en pleno crecimiento y que es una de las nuevas apuestas para romper con la estacionalidad. La Costa del Sol es el tercer destino de España, detrás de Madrid y Barcelona, en la recepción de turistas-pacientes.

El turismo de salud mueve en el mundo unos 60.000 millones de euros y más de 9 millones de pacientes. A España le queda mucho por avanzar en este sector pues anualmente recibe unos 150.000 turistas y genera unos mil millones de euros. Para el director general de la Oficina de Alto Comisionado para la Marca España, Francisco Rabena, estas cifras indican que «hay mucho camino por recorrer y una oferta inigualable».

En el marco de las jornadas 'Presente y futuro del turismo de salud en la Costa del Sol', que ayer se celebraron en el hotel Healthouse Las Dunas de Estepona, Rabena explicó que actualmente este mercado presenta dos grupos de países bien diferenciados: los considerados 'Top' del turismo de salud, liderados por Estados Unidos, Alemania, Francia, Suiza, Italia y Gran Bretaña; y otro grupo de países 'low cost' que atraen a los clientes por sus bajos precios en los tratamientos, entre los que se encuentran Hungría, Polonia o Bielorrusia. «España no quiere competir con esos países, sino con los grandes de la liga que ofrecen gran excelencia turística, grandes servicios médicos y profesionales, y frente a estos somos más asequibles», señaló el representante de Marca España.

Durante las jornadas se hizo hincapié en que el turismo de salud nada tiene que ver con el sistema público de salud. «No es gente que venga a tratarse a la Seguridad Social, a aumentar las colas, a masificar las urgencias, o a aumentar las dificultades para encontrar cama. Son extranjeros que vienen a España con sus seguros médicos privados, a hospitales privados, con profesionales privados», aclaró Rabena. El exdirector de la Organización Mundial del Turismo (OMT)) para Oriente Medio, Amr Abdel Ghaffar, también destacó durante las jornadas la necesidad de definir el concepto de turismo de salud. Recordó que esta actividad se remonta a civilizaciones como las griegas y romanas y que comprende dos facetas: la médica y la del bienestar .

Respecto a la primera expuso que hay una clasificación en la OMT que cubre más de 40 países donde España está clasificada en el número 11. Se tienen en cuenta indicadores como la atención médica, la situación general del país y el atractivo turístico del destino. Advirtió que actualmente hay mucha competencia ya que no sólo Europa y Estados Unidos compiten por el liderazgo, sino que se están incorporando países asiáticos y de Oriente Medio.

 

Fotos

Vídeos