La Costa eleva a 70 los negocios que lucen el distintivo de Singularidad Turística

Diez establecimientos de alojamiento y de restaurantes recibieron ayer este sello, que confirma que cuentan con un atractivo especial

P. MARTÍNEZ MÁLAGA.

Entrar a un alojamiento en el que en el ambiente se respira la historia del inmueble o se disfruta de un entorno inigualable que es el mayor reclamo del negocio. O llegar a comer a un restaurante en el que se ponen en valor elementos que van más allá de los platos incluidos en la carta o de una gastronomía específica. La provincia cuenta ya con 70 establecimientos que lucen el distintivo de Singularidad Turística, que les otorga la Diputación de Málaga a aquellos emprendedores que aportan un rasgo cualitativo al destino turístico con el objetivo de «promocionar y fomentar los alojamientos y establecimientos de restauración, especialmente los del interior de la provincia que cuenten con un atractivo especial», explicó Marina Bravo, diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio. Lo hizo en el acto de entrega del distintivo a las diez nuevas incorporaciones que se sumaron a esta red. Se trata, en cuanto a alojamientos del Albergue Los Molinos (Ronda), Cortijo El Puntal (Teba), Casa Las Titas (Vélez-Málaga), Casa El Molino del Panadero (Jimera de Líbar), Hotel Boutique Casa Veracruz (Estepona), Casa El Molino de Aceite (Jubrique) y Casa María Muñoz (Jubrique). En cuanto a los restaurantes que se han incluido son: Don Joaquín (Pizarra), Asador El Puerto (Caleta de Vélez) y Venta San Juan (Jubrique).

De los 70 negocios que conforman este proyecto en la actualidad, 22 son alojamientos con restauración, otros 34 son sólo alojamientos y 14 son restaurantes.

Para los establecimientos que quieran obtener el distintivo, Bravo les aconsejó que «deben que destacar los valores históricos y tradicionales de la zona, fomentar el respeto a los espacios naturales y recuperar el patrimonio histórico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos