Consejos clave para viajar este verano con una mascota

En todo el litoral hay zonas de baño para las mascotas. /SUR
En todo el litoral hay zonas de baño para las mascotas. / SUR

El portal de viajes Rumbo.es ha elaborado una guía de vacaciones con perros para disfrutar sin sobresaltos

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Son días de leer, informarse y comparar precios y ofertas para decidir dónde pasar las vacaciones. Quienes van en pareja buscan un viaje muy diferente al que viaja en familia, y dentro de éstos, con grandes diferencias entre quienes tienen niños pequeños y quienes ya veranean con adolescentes. El mundo del viaje es todo un universo en el que cada vez es más sensible a las nuevas demandas y entre estas se encuentran el firme propósito de muchas de disfrutar sus vacaciones con su mascota como una condición imprescindible para optar por un destino u otro. Pero para viajar con una mascota hay muchas cuestiones a considerar. El portal de viajes Rumbo.es ha elaborado una guía de vacaciones con perros en la que se informa de qué documentos llevar, qué hacer o a dónde ir.

Bajo el prisma de que un perro es un miembro más de la familia, en las vacaciones su compañía se hace más que indispensable, pero lo primero que hay que tener en cuenta es que al igual que las personas necesitan documentación vigente para viajar a cualquier destino dentro de la Unión Europea, los perros deben llevar consigo el Pasaporte para Animales Domésticos. Un documento que es competencia de cada país expedirlo con el aval de los veterinarios, ya que el principal propósito es garantizar que tiene las vacunas al día, especialmente la de la rabia, y tiene además el microchip identificativo. Desde Rumbo.es apuntan a que aunque no es obligatorio, es recomendable que se tenga sobre todo si el destino está fuera del continente. Eso sí hay que tener en cuenta que este documento no se expide para cachorros menores de tres meses. Es necesario también una cartilla sanitaria actualizada, en la que queden claramente precisadas las vacunas que se le han puesto, aunque algunos destinos exigen alguna vacunación adicional.

Pero además, se debe de contar con un certificado de buena salud. Se trata de un trámite que debe ser expedido por el veterinario en las dos semanas previas al viaje. En el mismo se indica que el perro está en condiciones de salud adecuadas para viajar. Antes de elegir el destino debe considerarse también que algunos países exigen un seguro de mascotas. Desde Rumbo.es recomiendan contratar uno, aunque no sea obligatorio.

Paralelamente hay que tener muy en cuenta cómo desplazarse. Si elegir entre el coche, el tren o el avión. Para todos ellos hay un elemento común que es indispensable: el transportín, básico para que la mascota viaje segura. Entre los consejos que se aportan, apuntan añadir una manta que, preferiblemente, huela a su amo para que no se ponga excesivamente nervioso. Cada aerolínea tiene unas condiciones específicas, también en función del tamaño de la mascota, por lo que se necesita una consulta concreta entre las candidatas a operar en el destino elegido.

También los destinos han evolucionado y ya es posible visitar algunos museos y monumentos con el perro como acompañante, así como pasar jornadas en la playa ya que todo el litoral cuenta con zonas concretas en las que se permite el baño a las mascotas. A todo ello se suma que la mayoría de los alojamientos ofrecen información sobre si admiten o no perros, lo que cierra el círculo para pensar en que viajar con la mascota es completamente factible.