Un congreso internacional de agencias de viajes llenará Marbella en temporada baja

MÓNICA PÉREZ

Un destino de excelencia de 12 meses al año capaz de acoger grandes eventos. Es la reivindicación que Marbella ya plasmó en su paso por la última edición de la Feria Internacional de Turismo FITUR en la que dejó patente que la apuesta es la lucha contra la estacionalidad acogiendo encuentros profesionales de relevancia que llenen la ciudad durante los meses de la temporada baja de turistas. Uno de ellos se desarrollará del 21 al 29 de marzo con la reunión anual del mayor directorio de agencias de viajes de excelencia especializado en el mercado de Europa central, Traveller Made, que engloba a 360 agencias y es una red turística de alto nivel de exigencia en el sector hotelero, en la restauración, y en la oferta turística que deben de ofrecer los destinos turísticos. Con esta acción, que se repetirá los dos próximos años, se conseguirá asociar el nombre de Marbella a las mayores y mejores agencias de excelencia turística de Europa.

Se espera la llegada de un millar de profesionales entre los 360 agentes de viajes y los más de 600 hoteleros que, venidos de todo el mundo, aterrizarán en Marbella para mostrar su oferta, explica la directora general de Turismo en el Ayuntamiento, Laura de Arce. La elección de Marbella como sede de las convenciones de Traveller Made durante tres años supone una magnífica oportunidad para reunir en la ciudad a lo más selecto del sector profesional del mercado del lujo y dar a conocer in situ las cualidades y servicios que ofrece el destino.

La celebración del congreso tomará la totalidad de las instalaciones del Palacio de Ferias, donde ya se preparan para un evento que requerirá además del espacio de la parcela anexa al recinto, donde se montará una gran carpa para una zona de comidas, así como una sala de trabajo. El Ayuntamiento tiene actualmente en contratación el suministro del material.

Esta iniciativa se enmarca en la campaña transversal de promoción y posicionamiento turístico auspiciado por el Ayuntamiento para convertir Marbella en destino de referencia, no sólo en temporada alta, sino durante todo el año. Con esta acción se espera un crecimiento exponencial en la emisión de turistas europeos y un efecto importante en el sector turístico del lujo.