Andalucía es el tercer destino español preferido por los inversores hoteleros

Turistas en el Centro de Málaga. /SUR
Turistas en el Centro de Málaga. / SUR

El pasado año atrajo el 16,5% de los más de 4.800 millones de euros que se registraron en el país en transacciones de negocios hoteleros

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Los inversores pusieron el pasado año el foco en los establecimientos hoteleros andaluces, hasta el punto de que la región fue el tercer destino preferido en España para la compra de este tipo de negocios. Así lo recoge el último informe de Christie & Co, consultora internacional especializada en este sector en su nuevo análisis de inversión hotelera correspondiente a 2018. Este ejercicio ha sido considerado como un nuevo año récord de inversión en el sector en España, que ha alcanzó la cifra de 4.860 millones de euros. El 16,5% de dicha partida se concentró en Andalucía, sólo superada por Canarias, que acaparó el 29,6%, y por Baleares, con el 21%. Este informe destaca que de nuevo seis comunidades registraron el 93% de la inversión, con Madrid en cuarto puesto; Cataluña, en quinta posición y la Comunidad Valenciana.

El estudio advierte además que el pasado año se produjo en ligero retroceso en cuanto al interés por los destinos urbanos, cuya inversión sigue liderando Madrid, con el 12% del total frente al 16% del año 2017; seguido de Sevilla, que entró en el podio con un 4,5%, superando incluso a Barcelona, que pasó a registrar un 3,5% frente al 9% de un año antes. Esta consultora señala también que Málaga abandona los puestos de cabeza que ahora ha conquistado Sevilla, al recibir sólo el 2,9% frente al 4% de un año antes.

Por contra los destinos vacacionales han contado con más tirón entre los inversores. Así, en lo que se refiere al volumen de inversión en destinos principales, cifrada en más de 3.700 millones de euros, los destinos de sol y playa siguen superando a los urbanos. La proporción viene a ser de un 64% de la inversión en zonas vacacionales frente a 36% en las ciudades. Las islas se llevaron la palma. En 2018, la inversión conjunta en Canarias y Baleares representó más del 50% de la inversión total, diez puntos más que un año antes. Y es que en lo que se refiere al precio medio por habitación por comunidad autónoma, Canarias lideró el ranking en el mercado vacacional, con 140.000 euros por habitación, mientras que la Comunidad de Madrid lideró, en el caso de destinos urbanos, con un precio medio superior a los 200.000 euros por habitación.

Málaga deja el podio de destinos urbanos, al que sube Sevilla, con mayor inversión

Sin embargo, la consultora destaca el interés que despiertan los destinos secundarios, que han aglutinado un 23% del total, con un crecimiento del 65% respecto a 2017. Este porcentaje representa, por su parte, que tres de cada diez habitaciones que cambiaron de propiedad no se ubicaban en los principales destinos urbanos o vacacionales españoles.

Esta firma apunta que con los datos de que dispone Christie & Co, la cifra total de inversión hotelera en España en 2018 ha sido de 4.860 millones de euros, con un total de 223 operaciones, superando las 185 registradas en 2017, lo que se traduce en un precio medio por habitación de unos 128.000 euros y representa una inversión un 24,6% superior a la contabilizada en 2017, consolidando España como segundo país europeo receptor de inversión hotelera, por detrás de Reino Unido, en el que se estima una inyección de 6.500 millones de libras, colocándose por vez primera por delante de Alemania, donde los inversores se dejaron unos 4.000 millones.

El informe hace hincapié también en cómo la cifra de inversión se ha visto incrementada en gran medida por transacciones de carteras y activos significativos, que este año ha representado más de un 60% de la inversión hotelera total en el conjunto del país.

Los hoteles de cinco estrellas se revalorizan un 10%, pese a la ralentización del turismo

E. P. | Madrid

Los hoteles de cinco estrellas se revalorizaron un 10% de media en España en 2018, a pesar del contexto de desaceleración internacional, frente al 4% en el caso de los hoteles de cuatro estrellas y la reducción del 7% que experimentaron los de tres estrellas, según el informe 'Mercado hotelero 2019' presentado por el director general de Tinsa, José Antonio Hernández Calvín, y por el director de servicios de estudios de Tinsa, Rafael Gil.

La senda de crecimiento en el sector turístico ha sido continuada incluso en el período de crisis, favorecido por los sucesos de la Primavera Árabe e impulsado por la posterior recuperación económica. En la última década destinos como Madrid, Barcelona y los archipiélagos han experimentado crecimientos del 30% en el número de viajeros, así como aumento en las plazas hoteleras.

Sin embargo, Gil ha afirmado que «después de varios años de crecimiento económico, se está percibiendo una desaceleración, por lo que las previsiones para 2019 se han visto progresivamente moderadas en los últimos meses, lo que afectará al sector turístico».

El análisis sitúa en 171.625 euros el valor medio por habitación de los establecimientos de cinco estrellas en 2018 en España, un 33% más que en los hoteles de cuatro estrellas, en los que el valor medio por habitación se situó en los 171.625 euros, y el doble que en los hoteles de tres estrellas (83.217 euros por habitación).

Tinsa prevé que el valor por habitación mejorará en 2019 hasta un 5% en los hoteles de cinco estrellas y alrededor de un 2% en las categorías de tres y cuatro estrellas, a pesar de la moderación del crecimiento económico y de la afluencia turística. Los hoteles de playa registraron en 2018 a nivel nacional y para todas las categorías un valor por habitación superior al de los establecimientos urbanos, donde la inversión media por habitación ha presentado un estancamiento, disminuyendo su peso respecto al valor por habitación.

Por áreas geográficas y categoría, los hoteles de cinco estrellas en la costa mediterránea son los que han registrado un mayor incremento en 2018, registrando un aumento del 22%, hasta los 184.574 euros por habitación. Le siguen los establecimientos de esta misma categoría en las islas, con un valor medio de hasta 129.284 euros por habitación, un 19% más.