Airbnb deja en los destinos andaluces un impacto económico de 1.128 millones

Vivienda de Málaga con todo tipo de información cultural del destino para los huéspedes./SUR
Vivienda de Málaga con todo tipo de información cultural del destino para los huéspedes. / SUR

Desde esta plataforma de alquiler vacacional aseguran que Andalucía es la segunda región con mayor movimiento de ingresos tras Cataluña

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El negocio que mueven los anfitriones de Andalucía, o propietarios de los pisos turísticos, y los huéspedes que recalan en este destino a través de la plataforma Airbnb se elevó a 1.128 millones de euros el pasado año. Según los datos de este gigante del alquiler vacacional, con esta cifra Andalucía se coloca como la segunda región de España en la que esta actividad deja un mayor impacto económico. Sólo le precede Cataluña. Para hacerse una idea del peso de este negocio en la comunidad andaluza basta señalar que el impacto económico en el conjunto de España alcanzó los 6.000 millones el pasado año. Desde Airbnb recalcan que «a diferencia de otros modelos de negocio, en los que los ingresos generados no llegan a las comunidades locales, Airbnb ayuda a que los anfitriones y los pequeños negocios de la zona se beneficien directamente de esta actividad. Los anfitriones se quedan con 97% del precio que ellos fijan al compartir su espacio». De ahí, que el global del impacto económico directo sea la suma de ingresos de los que regentan los inmuebles, basándose en datos de la propia plataforma, y el gasto estimado de los huéspedes, computado en una encuesta a estos viajeros a través de Airbnb. Y es que esta plataforma eleva a unos 10 millones de turistas los que llegaron el año pasado a España vía Airbnb. Además, cifra el gasto medio diario por turista en 116 euros.

Según esta encuesta, el 91% de los anfitriones de Andalucía es embajador de restaurantes y cafeterías de la zona, recomendándoselas a los huéspedes. También, casi ocho de cada diez aconseja a los viajeros lo mejor de la oferta cultural de su entorno, un porcentaje que supera en veinte puntos a la media española.

El dato clave del impacto del alquiler vacacional en el barrio donde se ubican los inmuebles viene determinado porque los huéspedes que han elegido ciudades y pueblos de la región aseguran que el 44% de su gasto se produce en el barrio en el que se alojan. Es más, el 51% de los viajeros que pasan sus vacaciones en alojamientos de esta plataforma afirman que gastan el dinero que se ahorran al alojarse a través de Airbnb en las ciudades y barrios que visitan. «Los negocios de proximidad se benefician porque los viajeros destinan más del 40% del gasto del viaje fuera del alojamiento a comprar en comercios», destaca Airbnb.

Más