Las agencias piden que el retraso en la adjudicación del programa del Imserso sea el mínimo posible

La federación Fetave espera que se reconsidere incrementar el coste de los minoristas en la comercialización de los paquetes debido a la garantía solidaria

AGENCIAS MADRID.

La federación empresarial de agencias de viaje (Fetave) ha pedido que el recurso de impugnación del programa de viajes del Imserso se resuelva de forma urgente y espera que el retraso en la adjudicación sea el mínimo posible, al igual que la afectación a los beneficiarios.

Después de que la víspera los tribunales suspendiesen cautelarmente la licitación del concurso tal y como pedía la patronal hotelera CEHAT, Fetave espera que el Imserso pueda retomar rápidamente la tramitación del concurso y efectuar las adjudicaciones correspondientes manteniéndose los plazos de comercialización previstos.

Si el Tribunal Administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda estima el recurso (una vez que entre en el fondo del asunto), Fetave espera que el Imserso pueda realizar los cambios necesarios, se reúna con las agencias de viajes y reconsidere incrementar -en al menos 10,5 euros por pasajero- el coste de los minoristas en la comercialización de los paquetes debido a la garantía solidaria.

En este sentido, Fetave señala que se encuentran en una situación similar a la de los hoteleros, ya que no se ha tenido en cuenta a la hora de cuantificar la comisión para la agencias minoristas el aumento del coste que supone la entrada en vigor de la nueva legislación de viajes combinados y servicios de viaje vinculados. En todo caso, Fetave cree que la prioridad debe ser mantener el programa del Imserso y sus fechas tradicionales de inicio de la comercialización.

Las arcas del Imserso sufragan el 21% de esos desplazamientos y las estancias, mientras que los jubilados que se benefician de los viajes costean el resto a precios asequibles. Se preveía que 900.000 pensionistas pudieran participar en la próxima campaña, que iba a comenzar en septiembre. Se dividía en tres lotes: costa insular, turismo en zonas de costa peninsular y turismo de interior y procedencia europea.

Tres grupos -uno liderado por Iberia y Alsa, otro con Globalia y Barceló, y el tercero de Logitravel- presentaron ofertas para los contratos de la campaña 2019-2020, prorrogables por otras dos más y con más de 360 hoteles participantes. Como ya publicó este periódico en su edición de ayer, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), dependiente de Ministerio de Hacienda, prevé tomar una decisión en aproximadamente un mes, aunque luego cabría la posibilidad de acudir a la vía ordinaria (en este caso, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional) e incluso solicitar una nueva suspensión de los concursos que, de ser concedida, podría retrasar varios meses las vacaciones.

Precisamente hace un mes la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia publicó un informe donde criticaba la falta de competencia en el reparto del programa de viajes del Imserso, al constatar que desde la campaña 1998-1999 un único operador ha resultado adjudicatario de ese concurso «de manera sucesiva».