Aena revisa al alza la previsión de tráfico aéreo en el país para este ejercicio

P. M. MÁLAGA.

El arranque del año del aeropuerto de Málaga, con crecimientos por encima del 10% en pasajeros, que han permitido cerrar el primer trimestre ganando un 7,1% de viajeros, no es una excepción. De hecho Aena ha revisado al alza su previsión de crecimiento del tráfico de pasajeros en España para 2019 en toda la red, desde el 2% inicial al 3,7%, si bien considera que esta estimación podría variar en un entorno de 0,5% hacia arriba o hacia abajo, según comunicó días atrás la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMMV). Fuentes de Aena explicaron a Europa Press que se trata de una «decisión técnica» que responde a que la compañía ya dispone de la programación de verano y a que «no se prevén riesgos del impacto del 'Brexit' para la temporada de verano», dado que se ha ampliado el plazo hasta el 31 de octubre. A lo que añadieron que han esperado a la finalización de la Semana Santa para «disponer de datos más reales» y que se han tenido en cuenta los datos de la evolución del turismo en general, que acumula un crecimiento desde el último trimestre de 2018.

En esta línea, basta como muestra la evolución del aeropuerto de Málaga que ha visto aumentar el movimiento de pasajeros en la pasada Semana Santa en un 18%, superando los 800.000 viajeros. Además, de que ha cerrado el primer trimestre del año con un 7,1% más de pasajeros y un 4,1% más de operaciones que en el mismo periodo del año anterior. En concreto, entre enero y marzo de este año, han transitado por estas instalaciones 3.418.734 viajeros, que se trasladaron en 26.451 vuelos. En esta ocasión el dinamismo viene tanto de la mano del turismo internacional como de la recuperación del viajero español. De hecho, la inmensa mayoría de viajeros, 2.780.278, se trasladó en vuelos internacionales, lo que supone un aumento del 6,8% en comparación con las mismas fechas de 2018. En las pistas aterrizaron y despegaron hacia y desde festinos de fuera de nuestras fronteras más de 19.100 vuelos, que representa un aumento del 4,7%. En cuanto a los 631.585 viajeros restantes que se desplazaron a ciudades españolas, lo que contribuyó a subir un 11,9% los registros del tráfico de pasajeros.

El presidente de Aena recordaba el pasado 9 de abril, en la junta de accionistas, que incluso a pesar de la depreciación de la libra esterlina en el mes de marzo el tráfico había crecido un 10% en el Reino Unido. Nada que ver con la evolución de 2018 en que la red de aeropuertos de España perdió un 3% de viajeros procedentes del mercado británico.