Aena invertirá casi 50 millones de euros en dos años en mejoras en el aeropuerto de Málaga

El objetivo es tener el aeropuerto preparado para mover con agilidad a 27 millones de pasajeros en 2021/SUR
El objetivo es tener el aeropuerto preparado para mover con agilidad a 27 millones de pasajeros en 2021 / SUR

El director de esta infraestructura destacó que se aprovechará la temporada baja para reducir el impacto en el pasajero

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El aeropuerto de Málaga se prepara para su crecimiento y para renovar por completo la T2, que data de 1991, con el objetivo de unificar su diseño a la parte más moderna, la T3. Casi 50 millones de euros contempla invertir Aena en esta instalación en dos años en actuaciones previstas en el Documento de Ordenación y Regulación Aeroportuaria (DORA), que viene a marcar la hoja de ruta de adaptación de las terminales de la red a las nuevas normativas, aumento de la capacidad y agilidad y mejora del tránsito de los pasajeros por estas infraestructuras que se convierten en la primera y última imagen del destino para los turistas. El director del aeropuerto de la Costa del Sol, Salvador Merino, acompañada de la nueva directora de Comunicación de Aena, María Gómez, destacó que parte de esta inversión se realizará durante los meses de temporada baja para las aerolíneas, que van de octubre a marzo, para reducir el impacto en el viajero y en las operaciones. El objetivo es tener el aeropuerto preparado para mover con agilidad a 27 millones de pasajeros en 2021, según esta hoja de ruta. Si bien, Merino dijo que con las actuaciones en la ampliación de los filtros de control, la capacidad máxima es en la actualidad de 29,5 millones de viajeros.

Cabe recordar que esta infraestructura cerró 2017 con una cifra récord de 18,6 millones de pasajeros, tras dar un salto de casi cuatro millones en los dos últimos ejercicios. Sin querer hacer previsiones sobre si 2018 será el año en que se alcancen los 19 millones, sí que señaló que el crecimiento se ha estabilizado, dejando de hacerlo al ritmo de los dos dígitos. «La mayoría de las actuaciones no tiene que ver con la capacidad sino con la mejora y facilidad para las aerolíneas y viajeros, Muchas actuaciones van encaminadas a mitigar el estrés que genera pensar que por una cola se puede perder un avión. En 2010 llegamos a los doce millones de pasajeros y en los dos últimos años hemos crecido mucho y se llegaron a provocar atascos, por lo que emprendimos la ampliación de filtros de seguridad y actuamos para agilizar el tránsito. En 2007 el aeropuerto tuvo récord con 13,6 millones de viajeros y en 2017 llegamos a los 18,6 millones, lo que supone un crecimiento medio de la década de 3,6%. Ahora mismo la diferencia es casi once millones, lo que supone que hay holgura suficiente», dijo.

En cuanto a la inversión, explicó que Aena contempla en este documento, que marca la pauta del aeropuerto, 21,3 millones para este ejercicio y otros 17,4 millones para 2019. A esta partida hay que sumar el desembolso que se realiza en mejoras de la parte comercial, como el aparcamiento o la zona de rentacar, así como otras reformas, que elevan a 27,3 millones la inversión este año y a 21,9 millones la prevista para el próximo ejercicio.

Entre las actuaciones que se llevan a cabo en estos momentos, aprovechando la temporada invernal, Merino destacó la renovación del muelle C, incluido en las obras de modernización de la T2, en las que se invertirán más de seis millones y que han obligado al cierre de esta zona, que se produjo el pasado domingo.

También señaló que desde la semana pasada se cierra por la noche, durante las seis horas en las que prácticamente no hay vuelos, de lunes a jueves, la pista de rodadura, la más antigua, para renovar totalmente el balizamiento. Durante este cierre la operativa se pasa a la segunda pista. Se trata de unas actuaciones que suponen 8,3 millones de euros de inversión. «Los trabajos se enmarcan en el proceso de mejora continua que lleva a cabo la infraestructura como aeropuerto certificado según el Reglamento de la UE 139/2014. Además, se trata de una de las obras contempladas en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), vigente entre 2017 y 2021.

Las obras mantendrán sin operación esta pista las madrugadas de lunes a jueves, entre las doce y las seis de la mañana. Se trata de una medida temporal e imprescindible para realizar los trabajos de balizamiento, que se desarrollarán entre el 4 de noviembre y el 15 de marzo de 2019, antes del arranque de la temporada de verano. Durante este horario nocturno, la pista 12/30 permanecerá operativa», dijo Merino, que sumó también las actuaciones de ampliación de los controles de pasaporte en fronteras tanto en llegadas como en salidas como mejoras importantes para la experiencia del pasajero en su paso por el aeropuerto. «Deben tener la primera mejor impresión del destino y volver con un último recuerdo agradable», declaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos