El adelanto del Ramadán asegura la presencia de árabes en julio y agosto

Turistas de compras en Puerto Banús./Josele-Lanza -
Turistas de compras en Puerto Banús. / Josele-Lanza -

Los vuelos directos a Málaga que van a operar desde Arabia Saudí y Catar abren la puerta al repunte de visitantes

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El próximo 4 de junio, en la antesala del verano, el Ramadán llegará a su fin para 1.600 millones de fieles en todo el mundo. El cierre del mes de meditación y ayuno para los musulmanes marca también la apertura de sus vacaciones estivales y por suerte para Marbella, la ciudad es el destino elegido por cientos de acaudalados turistas procedentes de la península arábiga y el norte de África. El sector turístico espera con los brazos y cajas registradoras abiertas. Incluso los menos optimistas reconocen que la campaña de 2019 pinta bien gracias a la confluencia de varios factores. La apuesta de nuevos vuelos directos a Málaga desde Arabia Saudí y Catar coincidirá con el adelanto del Ramadán. El calendario de la fiesta religiosa, que varía cada anualidad, deja libre los meses considerados tradicionalmente como más fuertes para el turismo, julio y agosto. A esto se suma la promoción que Turismo Costa del Sol ha hecho de la mano del sector privado, con importante presencia de empresas de Marbella, en la Arabian Travel Market (ATM) celebrada en Dubái del 28 de abril al 1 de mayo.

Desde luego no todos los turistas musulmanes se muestran estrictos a la hora de disfrutar de sus vacaciones, pero el sector marbellí está preparado para atender las necesidades de los más exigentes. En Alanda Marbella, primer hotel de España con certificado Halal (término que hace referencia al conjunto de prácticas permitidas por la religión musulmana), vaticinan un incremento del nivel de negocio por la confluencia de factores. «Después de nuestra reciente asistencia a la ATM, nuestras expectativas para este año son muy optimistas. El trabajo específico que hacemos con este mercado y la coincidencia del fin del Ramadán antes de la temporada alta, hacen que nuestras previsiones sean de una aumento en torno al 20% de turista árabe durante julio y agosto. Estos son además tradicionalmente los meses más fuertes para este tipo de turista», subraya José Ramón Urzay, director de Ventas.

Consulados confirman la presencia de miembros de diferentes casas reales

Saudia Airlines consolida su operación en el aeropuerto de Málaga a partir del 6 de junio

Este establecimiento de cuatro estrellas ubicado en plena 'milla de oro' cuenta con un perfil de visitante internacional, proveniente de orígenes culturales muy distintos, pero el ofrecer como nota diferenciadora su certificado Halal hace que el cliente musulmán sea especialmente importante para el hotel. Con arreglo a esta garantía creada por la Junta Islámica de España, con sede en Córdoba, da un servicio específico para este mercado. El establecimiento no sirve alcohol, los alimentos de su carta cumplen con las estrictas normas de la certificación Halal, incluye un servicio de 'Suhoor', la comida consumida antes del amanecer por los musulmanes durante el Ramadán, y los techos de las habitaciones tienen una señalética de orientación a La Meca.

Potencia

Razones no faltan para poner toda la carne en el asador y atraer a este turista, porque, tal como reconocen desde Turismo Costa del Sol, el mercado musulmán está mostrando un gran potencial de crecimiento, con viajeros con un nivel de gasto por encima de la media que, se prevé, podría llegar a alcanzar los 220.000 millones de dólares en 2020.

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, confirma a SUR, por su parte, que el Ayuntamiento tiene constancia, a través de la información facilitada por distintos consulados, de que este verano miembros de diferentes casas reales volverán a elegir Marbella para pasar unos días de descanso.

La primera edil indica que la finalización del Ramadán antes del inicio del periodo estival asegura también estancias más largas al no partirse la campaña alta por la mitad e incide en la importancia de las nuevas conexiones aéreas que operarán y «que contribuirán –afirma– a que tengamos una fantástica afluencia de visitantes que vienen de todo ese entorno, estamos hablando de la apertura de nuevas rutas con compañías que han potenciando vuelos directos a Málaga que no tenían y otras que incrementan el número de vuelos».

Para este verano cabe destacar que la aerolínea de bandera de Arabia Saudí, Saudia Airlines, consolida su operación en el aeropuerto de Málaga retomando el vuelo directo entre la capital de la Costa del Sol y Riad. La nueva ruta comenzará a operar el próximo 6 de junio y lo hará con dos frecuencias a la semana, los jueves y los sábados. La aerolínea operará con aeronaves Boeing 787 Dreamliner.

«Este año parece todo bien coordinado para que se dé la mejor situación posible», afirma Fernando Al-Farkh, vicepresidente de Aehcos por Marbella y director general del mítico Hotel Los Monteros. Para este experto en turismo las nuevas conexiones aéreas y la finalización del Ramadán a las puertas del verano facilitan las condiciones para garantizar la llegada del turista árabe.

Aunque los alojamientos ya disponen de algunas reservas, la tendencia natural de este cliente a confiarse a la última hora deja en el aire la cifra de repunte que experimentará el sector. Al-Farkh señala al respecto que el nivel de reservas no es aún significativo como para marcar una tendencia que permita saber la evolución de este mercado en 2019. Por lo general este viajero se decanta por lo mejor. Diseña sus vacaciones en familia y pide habitaciones conectadas y apartamentos con vistas al mar, aunque los más adinerados optan por villas con piscina privada.