Taleb Rifai insta al sector turístico a promocionar el invierno de la Costa del Sol

Taleb Rifai acompañado por Carlos Díez de la Lastra, CEO y director general de Les Roches Marbella. :: J.-lanza/
Taleb Rifai acompañado por Carlos Díez de la Lastra, CEO y director general de Les Roches Marbella. :: J.-lanza

El secretario general de la OMT reconoce que pese a la pujanza de esta industria muchos trabajadores son víctimas de la precariedad y la estacionalidad

NIEVES CASTRO

Descubrió su pasión por los viajes durante una estancia en Torremolinos allá por 1973. Hoy, convertido en secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Taleb Rifai, es una voz autorizada que insta al sector a promocionar el invierno de la Costa del Sol. El jordano, que aseguró ser un asiduo del litoral malagueño, afirmó que se camina en la buena dirección, pero animó a mejorar y no caer en la autocomplacencia. Entre sus recetas para seguir progresando incluyó la promoción del destino en temporada baja para atraer a más personas y luchar así contra la estacionalidad, el mal endémico del destino.

En declaraciones a SUR, tras participar en la clausura de la XLIII ceremonia de graduación de Les Roches Marbella, Rifai destacó la potencialidad de la Costa del Sol como destino de invierno. «Una publicidad de una pareja sentada en una playa al abrigo de una manta sugiere que hay sitios al borde del mar que no sólo son para el verano», destacó. «Hay mucho que hacer en invierno y eso es lo que se tiene que transmitir. Yo mismo prefiero la Costa del Sol en invierno que en verano», desveló. Rifai demandó un esfuerzo del sector en su conjunto para darle «vida» a la temporada baja. Un gesto que implica, por ejemplo, que los restaurantes no cierren en esa época del año. «El sector tiene que operar no 12 meses, sino 14 meses al año», afirmó.

Pérdida de poder adquisitivo

Tras valorar que lo importante de un destino no es lo que tenga, sino lo que hace con lo que tiene, el secretario general de la OMT, dijo que se están «monitorizando» las consecuencias que puede tener el Brexit para la industria turística. Un asunto de vital importancia para la Costa del Sol, donde el turista británico es un mercado clásico al alza. «Es muy pronto para ver el impacto. Científicamente no ha habido ninguno. No pensamos que vaya a tener un impacto en el turismo per se. Podría haber consecuencias si baja la libra esterlina porque las posibilidades de las personas para poder viajar serían mucho menores», señaló Rifai, quien reflexionó que, a nivel general, la interacción entre Europa y Reino Unido seguirá existiendo.

El secretario general de la Organización Mundial de Turismo hizo hincapié en la importancia de satisfacer al viajero a través de la formación y la especialización de todos los eslabones de la cadena turística. «Si eres un recepcionista tienes que ser único y diferencial en la Costa del Sol, en Inglaterra, en Alemania... Tienes que dar un plus para que la experiencia del visitante resulte excitante», explicó. En este sentido, subrayó la transformación que ha sufrido el turista y cómo los profesionales deben estar a la altura del cambio. «Los turistas de antes iban a la playa o a los museos y no interactuaban con las personas. Ahora el viajero quiere una experiencia personalizada. Ya no está contento con subirse junto a 40 personas en un autobús y dar una vuelta a la ciudad. La mejor cualidad que puede tener un profesional turístico es saber descubrir la riqueza de cada sitio y explotarla al máximo sea cual sea su puesto de trabajo», aseguró.

Ante la tozuda estadística que señala que el 70% de los jóvenes que estudian Turismo acaban trabajando en otros sectores, Rifai señaló que desgraciadamente muchos siguen siendo «víctimas de la estacionalidad», junto con otras circunstancias adversas como son los bajos salarios o la cantidad de horas extra que demanda la industria. «Esto es una realidad en todo el mundo», señaló el secretario de la OMT, quien indicó también que las capacidades que una persona adquiere a la hora de estudiar esta carrera la prepara para trabajar en cualquier otro sector, una dualidad que, a su juicio, favorece la migración del talento. «Las personas que estudian Turismo estudian cómo presentarse, cómo hablar bien, cómo estar delante de otra gente... Y se van a otras industrias porque estas competencias están demandas en otros sectores», afirmó Rifai, que pronunció la lección de clausura en la ceremonia de Les Roches, institución que le premió durante el acto.

Año de récord

Durante su intervención, el secretario general de la OMT defendió «el derecho» del ser humano a viajar y avanzó que España espera alcanzar este año los 75 millones de viajeros. Si finalmente se confirma este dato se trataría del récord de la serie histórica en términos absolutos.

El acto académico celebrado en el Hotel Puente Romano de Marbella sirvió para inspirar a los 73 titulados universitarios en Administración Hotelera Internacional y a los 45 titulados superiores que también recibieron su diploma de postgrado. En su discurso, Carlos Díez de la Lastra, CEO y director general de Les Roches Marbella, animó a los nuevos graduados a ser «amables» para respetarse a ellos mismos y a los demás. «La educación no cambia el mundo, la educación cambia a las personas que cambian al mundo», dijo.

Les Roches Marbella es un campus privado especializado en la formación de profesionales de alta dirección hotelera. Los estudios, impartidos íntegramente en inglés, están acreditados a nivel universitario por la New England Association of Schools & Colleges, Inc. (NEASC). Les Roches Marbella está calificada por directivos de recursos humanos como la escuela de dirección hotelera internacional número 1 en España y entre las top del mundo para el desarrollo de una carrera internacional.