Las agencias buscan soluciones para adaptarse a la norma de viajes combinados

E. P.

Las agencias de viajes buscan «soluciones homogéneas», tanto para las grandes compañías como para las pequeñas y medianas empresas, que permitan adaptar sus negocios a los nuevos requerimientos de la nueva regulación europea sobre los viajes y circuitos combinados, que obliga al sector a contar un aval o garantía para responder ante los viajeros en caso de que se produzca una declaración de insolvencia o quiebra o cuando el viaje combinado no se corresponde con lo contratado en la agencia.

Contar con soluciones homogéneas que permitan a las aseguradoras definir productos para todas las agencias de viajes españolas a la hora de abordar estos seguros o avales, es uno de los temas que ha centrado un seminario en Madrid, organizado por la Unión de Agencias de Viajes (Unav), ante los cambios que están preparando la mayoría de las comunidades autónomas sobre viajes combinados.

El Ejecutivo comunitario ha instado a España a cambiar la normativa relativa a los viajes combinados, tanto nacional como autonómica, con el objetivo de que refleje correctamente la directiva europea, ante una denuncia de Facua-Consumidores.

Al respecto, la Secretaría de Estado de Turismo ha enviado ya un borrador para adecuar la legislación a la normativa europea. Responsables comerciales en aseguradoras de viajes quisieron mandar un mensaje de tranquilidad tanto a las pequeñas y medianas empresas, que consideran excesivo el aval requerido en el documento, como a los grandes grupos del sector turístico.

El responsable comercial de Intermundial, Arturo Moreno, ha puesto sobre la mesa el ejemplo de Portugal, en donde existe un Fondo de Garantía creado específicamente para los casos de insolvencia ya sea tanto en las agencias como en los proveedores de servicios asociados al paquete turístico.