El tirón del turismo de sol y playa atrajo a 8,5 millones de viajeros a Andalucía

Una pareja de turistas revisa un plano de la ciudad de Málaga./
Una pareja de turistas revisa un plano de la ciudad de Málaga.

Los datos dejan clara la vigencia de un segmento turístico que sigue siendo el puntal y principal reclamo de la región

PILAR MARTÍNEZMálaga

El turismo de sol y playa sigue tan vigente como que es el principal imán que atrae turistas a Andalucía. En este atractivo, los chiringuitos son protagonistas. Estos establecimientos vienen a convertirse en la casa de los viajeros que pasan el día entre las tumbones, la barra del negocio o el salón comedor a pie de playa. La semana pasada, el consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Fernández, aportaba las cifras claves que mueve el segmento de sol y playa y que le convierten en el puntal de la industria turística de la comunidad, ya que aporta más del 68% de las pernoctaciones y el 60% de los visitantes que recibe el destino. De estas cifras, la Costa del Sol acapara el 40% del negocio.

La cifras

8,5

Son los millones de turistas que eligen Andalucía por su oferta de sol y playa, un 5,8% más .

32,8

Son los millones de pernoctaciones que generaron los turistas en el litoral nadaluz, un 5% más.

58,6%

Es el porcentaje de turistas atraídos por el sol y la playa que vuelven al destino.

Fernández explicó que en 2015 el número de viajeros alojados en el litoral andaluz fue de más de 8,5 millones, lo que supone un 5,8% más que el año anterior; mientras que las estancias en los establecimientos hoteleros se situaron en 32,8 millones, un 5% más que en 2014. «Así, con 600 kilómetros de costa y unas 372 playas, el turismo de sol y playa es uno de los principales segmentos del destino», destacó el consejero.

Además, precisó que el uso y disfrute de la playa es precisamente la actividad más realizada por los turistas de litoral, siendo este factor uno de los principales motivos para la elección de Andalucía como destino para sus vacaciones y escapadas.

Entre las ventajas también remarcó que este tipo de viajeros presentan un alto grado de fidelidad, que alcanza el 58,6%, un gasto medio diario de 54,5 euros y una estancia superior a la media de visitantes.

El consejero confirmó las buenas expectativas que se barajan para la próxima temporada alta a tenor de que las ventas en los principales mercados emisores, tanto en el escenario internacional como en el español, se encuentran por encima de las realizadas el pasado año en estas fechas.