Los buenos resultados turísticos ponen a la Costa en el punto de mira de inversores

Entrada del hotel Guadalpín, por el que se ha interesado un fondo de inversiones. /
Entrada del hotel Guadalpín, por el que se ha interesado un fondo de inversiones.

La intención de un fondo extranjero de hacerse con el hotel Guadalpín por 16,1 millones de euros no es un caso excepcional

PILAR MARTÍNEZMálaga

El año histórico que ha cerrado el sector turístico de la Costa del Sol ha alentado a inversores a centrar sus miradas en este destino. El litoral malagueño se ha colocado en el punto de mira de quienes consideran que es el mejor momento para hacerse con establecimientos con gran potencial. Empresarios hoteleros confirman que en la actualidad son numerosos los brokers o agentes de fondos de inversiones que merodean por la Costa en busca de gangas con las que aumentar su portafolio. La mayoría de ellos se encuentran en una primera fase de consulta y petición de información, sin que aún haya llegado el momento de presentar propuestas concretas de compra.

Prevén un año con más transacciones que en 2014

La financiera Irea vaticina en su estudio que «es probable» que en 2015 se superen las cifras de inversión hotelera registradas el año pasado en el país. En este sentido, destacaron que el predominio de la inversión recayó en el segmento vacacional. «Baleares, con un 22%; Madrid, con un 20%; Barcelona, con un 18%, Canarias, con un 16 %, y Costa del Sol, con el 6,5 % fueron los principales destinos de estas inversiones en España», precisaron en este estudio.

También señalaron que en las transacciones hoteleras los establecimientos de tres y de cuatro estrellas ganaron importancia con respecto a 2013, al acaparar el año pasado el 62 % de la inversión.

Los capítulos que experimentaron considerables repuntes en cuanto a inversión hotelera en 2014 fueron las operaciones de cartera de deuda hotelera, aparejadas en su mayoría a la compra de dos o más hoteles, y las transacciones Distress o compraventa por necesidad del vendedor. Las operaciones de venta cartera de préstamos asociados a hoteles en conjunto alcanzaron los 1.003 millones, mientras que las Distress se incrementaron en un 126% con respecto al ejercicio anterior.

Los profesionales del sector destacan que a la última oleada de inversores extranjeros, entre los que irrumpieron rusos o chinos con intenciones de hacerse con grandes hoteles para adaptarlos a las necesidad de los turistas de sus respectivos países, se han unido en esta ocasión cadenas hoteleras de perfil de mediano tamaño radicadas en las islas Baleares y que ven en la Costa el destino ideal para diversificar sus negocios.

Marbella y la capital malagueña se erigen como las zonas más calientes y atractivas para quienes quieren aumentar su oferta de alojamientos. Los empresarios reconocen que el factor dominante es disponer de ubicaciones privilegiadas. También precisaron que la principal traba está en que las gangas que buscan son excepcionales y que para el resto de hoteles objeto de interés los planes iniciales son a precios bajos.

De ahí que la propuesta de un fondo de inversión extranjero para comprar los hoteles Guadalpín por 16,1 millones de euros, sin asumir la gestión, no es una excepción. En este caso, los administradores ya le han dado el visto bueno y la operación está a expensas de la autorización del titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga, que lleva el proceso concursal.

Este periódico publicaba días atrás que la oferta ha llegado de la mano de Lumitran System, una sociedad que ejerce de vehículo de inversores extranjeros, principalmente suizos y centroeuropeos, que le ha echado el ojo a los hoteles.

Situación del mercado

La Costa del Sol acaparó el pasado año el 6,5% de las operaciones de compra de hoteles que se formalizaron en España, según los datos del informe presentado recientemente en Madrid por la asesoría financiera Irea. Este estudio señala que las operaciones de compra tanto de hoteles como de inmuebles para su reconversión a la actividad hotelera aumentaron en 2014 un 37 % con respecto al año anterior. Así, cifra en 1.081 millones la cuantía total de las inversiones efectuadas en España sobre el sector hotelero, aunque Irea ha admitido que solo el 60 % de esa cantidad corresponde a datos reales sobre operaciones de compraventa, mientras que el resto ha sido estimada según precios de mercado, según informó Efe.

Este montante, según los autores del estudio, es el tercer mayor registro en inversiones hoteleras efectuadas en España en los últimos 20 años. Las operaciones de compra de hoteles ya existentes lideraron este impulso inversor, por un importe de 838 millones (un 80 % más que en 2013) y cincuenta transacciones, veintisiete más en el ejercicio anterior. «En 2014 se produjo un gran apetito inversor», destacó Miguel Vázquez, director del área de Hoteles en Irea. El capital procedente del exterior, por medio de fondos de inversión y soberanos así como nuevos operadores, acaparó el mayor volumen invertido en el sector hotelero.

Sobre el perfil del comprador, señalaron en el estudio que en 2014 aparecieron las Socimis (Hispania adquirió cuatro hoteles); nuevos inversores asiáticos en España como el grupo chino Jiangsu, el fondo con base en Hong Kong Platinum Estates o Frasers Hospitality de Singapur; y los fondos soberanos de Oriente Medio con compras en Barcelona (Hoteles Renaissance) y Madrid (Intercontinental). Precisamente fueron Madrid y Barcelona las ciudades que concentraron el 100 % de la inversión pero en el apartado de la reconversión de edificios en nuevos hoteles.