Luz verde al primer plan para paliar la estacionalidad en el litoral andaluz

Turistas leen tumbados en las hamacas de la terraza de un hotel en su reciente estancia./
Turistas leen tumbados en las hamacas de la terraza de un hotel en su reciente estancia.

El documento de la Junta, que contará con una partida que rozará los 17 millones y será presentado el próximo día 5, comenzará a aplicarse ya

PILAR MARTÍNEZMálaga

El primer plan de choque contra la estacionalidad en el litoral andaluz superó ayer su último trámite. La Mesa del Turismo aprobó ayer por unanimidad este documento, en el que se contemplan actuaciones para paliar esta lacra que pasa factura al sector cada año. Con el visto bueno de los empresarios y agentes sociales, este proyecto se pone en marcha de forma inmediata al no tener que pasar ninguna otra tramitación administrativa, según explicó el director gerente de Turismo Andaluz, Francisco Artacho, a la vuelta de la reunión que tuvo lugar ayer en Sevilla.

Esta actuación será presentada por el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, al sector turístico andaluz el próximo día 5 de diciembre, en un acto que se celebrará en Málaga. «Es un plan muy ambicioso. Estamos satisfechos del trabajo desarrollado y del consenso alcanzado con los empresarios y sindicatos. El proyecto tiene como eje central la implicación de todos los colectivos y administraciones para tomar conciencia de que la estacionalidad es un problema que nos afecta a todos y por el que tenemos que remar juntos», dijo Artacho.

En este sentido, explicó que una de las medidas clave que contempla este documento es la creación de una red de municipios contra la estacionalidad, a la que se sumarán los ayuntamientos que se impliquen con ventajas fiscales o acciones de apoyo a los empresarios que mantengan la actividad durante todo el año. Los ayuntamientos que se incorporen a esta iniciativa recibirán de la Consejería de Turismo una serie de incentivos en materia de promoción y de preferencias a la hora de solicitar colaboraciones o subvenciones. Artacho dijo que si todo va según lo previsto, esta red de municipios podría crearse en torno a la mitad del próximo mes de enero.

El proyecto, que establece una serie de líneas de a actuación en base al refuerzo de la promoción, al impulso de nuevos productos y a la puesta en valor de reclamos con los que atraer más turistas en invierno al litoral andaluz, tiene como objetivo reducir el impacto de la estacionalidad esta temporada baja un 5%.

El documento tiene como periodo de vigencia hasta el próximo marzo de 2016, con el reto de minimizar el cese de la actividad turística a razón de cinco puntos cada año. Según los datos de la Consejería de Turismo, en el caso de la Costa del Sol la bajada de la demanda lleva a cerrar casi la mitad de las plazas hoteleras entre noviembre y febrero.

El presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, destacó la importancia de que ayer se diera el visto bueno a un documento, que tachó de «muy válido y trabajado a conciencia con el sector». Sánchez instó a los partidos políticos que sustentan los ayuntamientos del litoral a que se sumen a esta iniciativa para poder sacarle el máximo provecho al que es el primer plan para gestionar la estacionalidad. En este sentido, Artacho dijo que la principal novedad acordada ayer, a instancias de los profesionales, es que será la propia mesa de turismo quien prevé reunir a los tres partidos políticos que gobiernan en la Costa para explicarles el proyecto y pedirles su implicación. «Sería una pena que los colores políticos tiñan la esencia de este proyecto, que es fundamental para superar el gran reto de esta industria», dijo Sánchez. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa (Aehcos), José Carlos Escribano, destacó: «es un plan para sumar, no para restar. Un proyecto valiente, que tiene tras de sí un trabajo intenso y con consenso».

En esta línea y precisamente ayer, el parlamentario andaluz por el PP de Málaga José Eduardo Díaz exigió a la Junta de Andalucía la creación de un plan turístico definitivo para luchar contra la estacionalidad que esté diseñado de manera multisectorial y que permita contar con la implicación de todas las consejerías. En este sentido, Díaz instó al consejero a «que realice una labor de coordinación para lograr que las áreas se involucren». La suma de fuerzas es primordial.