La reforma de sesenta hoteles de la Costa moviliza una inversión de 84 millones de euros

Los hoteleros consideran que, tras ocho años de crisis, es un ejercicio de responsabilidad iniciar la modernización de la planta hotelera

PILAR MARTÍNEZMálaga

El turismo se convierte también en dinamizador de sectores como la construcción, decoración y mobiliario. Sesenta hoteles de la Costa Sol prevén acometer reformas en sus instalaciones, lo que supondrá que movilizarán una inversión de unos 84 millones de euros, según los datos facilitados por la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos). El presidente de esta patronal, José Carlos Escribano, se mostró contundente al señalar que la modernización de lo que supone el 20% de las plazas hoteleras es un ejercicio de responsabilidad empresarial con el destino, al considerar que tras ocho años de resistencia a la crisis económica y apenas un par de ejercicios de recuperación de los indicadores del negocio es el momento de actualizar la oferta y adaptarla a las nuevas demandas.

La mayoría de estas reformas han comenzado en estos días o están a punto de hacerlo. Muchos de los empresarios aprovecharán el invierno para acometerlas y otros consideran que no es preciso el cierre del establecimiento y que, por tanto, mantendrán abiertas las instalaciones. Ante una inversión de este calibre en un momento en el que este tipo de actuaciones escasea, Escribano instó a los bancos a que hagan un guiño al sector hotelero y que no solo abran el grifo crediticio, sino que le den fluidez y lo hagan a un precio competitivo.

Un estudio realizado por Aehcos señala que la antigüedad media de los establecimientos hoteleros es de 32 años, si bien la mayoría de los hoteles de la Costa se construyeron antes de 1982. Sin embargo, apuntan que la clave para haber resistido la crisis mejor que otros destinos está precisamente en que el inicio de la recesión y el enfriamiento de la demanda nacional vino a coincidir con una planta hotelera reformada y con una gran parte de la oferta recién construida. No en vano fue 2004 el año en que más hoteles abrieron sus puertas desde 1954. De ahí que del 48% de establecimientos edificados a partir de 1982, la edad media de estos sea de 12 años.

Ahora es el momento

«Tenemos una oferta en muy buenas condiciones, pero si comenzamos ya a mejorarla nos permitirá seguir siendo muy competitivos. Si optamos por esperar, en pocos años parte de la oferta estará fuera del mercado. La travesía de la crisis ha sido demasiado larga, y en ese periodo era imposible pensar en hacer inversiones. Ahora es el momento y los bancos debían convertirse en aliados de la industria que tira de la economía, porque si conseguimos recuperar el pasado año los registros anteriores a la crisis ha sido porque a la Costa le cogió con la oferta hotelera en una excelente situación. Es un ejercicio de responsabilidad en un momento muy excepcional», declaró.

La mayoría de las actuaciones de reforma no se trata de grandes obras, sino de mejoras de las instalaciones, con cambios del mobiliario, de nuevos servicios, actualizaciones tecnológicas y medioambientales, así como en modernización de la decoración y la creación de productos adaptados a la demanda actual.

De ahí, que el 80% de los sesenta hoteles que prevén hacer reformas contemplen una inversión de entre 1 y 1,5 millones. Un 4% gastarán entre 1,5 y 2,5 millones de euros y un 16% destinará más de 2,5 millones.

En esta última situación se engloba la transformación del hotel Fuerte Miramar, en Marbella, en un hotel orientado a solo adultos 'life style'. La cadena Fuerte Hoteles ha previsto seis millones para especializar estas instalaciones en este nuevo segmento y fijar un reposicionamiento en el mercado. Por ello el hotel permanece cerrado desde el 2 de noviembre y hasta el próximo 27 de marzo. El director general del grupo El Fuerte, José Luque, explicó que está prevista la construcción de diez nuevas habitaciones, con lo que el hotel pasará de 226 a 236. También se habilitará un nuevo restaurante con terraza, así como un Amare Club completo donde ahora se ubican el restaurante y bar. La piscina y el 'beach club' serán reformados y se construirá un nuevo 'roof top bar' en la azotea, así como un gimnasio.

La Costa del Sol emprende, al calor de los primeros buenos resultados, su puesta al día para seguir madurando, pero sin envejecer.

 

Fotos

Vídeos